La vida en la Estación Espacial Internacional, un laboratorio de trabajo que se encuentra a 240 kilómetros sobre la órbita de la Tierra donde viven durante periodos de 6 meses equipos de astronautas de diversas nacionalidades no debe ser fácil. La estación cuenta con más de 420 metros cúbicos de volumen habitable, o lo que es lo mismo, más espacio que una casa de tres habitaciones convencional.

vida en la estación espacial internacional

La Estación Espacial Internacional incorpora un complejo laboratorio donde la gravedad, una fuerza fundamental en nuestro planeta, prácticamente se elimina durante períodos de tiempo prolongados. La posibilidad de controlar la gravedad ofrece un mundo de variables inimaginables en la investigación de diversos experimentos.

La ISS es vital para la exploración humana. Es donde los astronauta están aprendiendo a combatir los efectos fisiológicos de estar en el espacio durante largos periodos de tiempo. La Estación Espacial Internacional es el principal banco de pruebas que tiene por objetivo conocer todo lo necesario de lo que se encuentra más allá de lo que ven nuestros ojos.

Rutina de aseo personal

Los astronautas que viven en el espacio tienen las mismas necesidades de higiene que las personas de la Tierra. Lavarse el cabello, cepillarse los dientes, afeitarse e ir al baño. Sin embargo, debido al ambiente de poca o ninguna gravedad, los astronautas deben cuidar de sí mismos de forma especial. Muchos astronautas tienen un kit de higiene personal que se puede pegar a la pared cuyos elementos son elegidos por cada propietario.

Actividades deportivas

El ejercicio en el espacio es una parte muy importante dentro de la rutina diaria de los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional ya que evita la perdida de hueso y músculo. En promedio, los astronautas se ejercitan durante dos horas cada día. Los equipos que utilizan son diferentes a los que nosotros conocemos ya que por ejemplo, para nosotros en la Tierra la elevación de 100 kilos puede ser algo complicado mientras que en el espacio es una tarea fácil para los astronautas.

Hora de la comida

Los astronautas hacen básicamente lo mismo que haríamos nosotros si nos fuéramos de campamento, almacenar la comida adecuadamente, llevar alimentos no perecederos para evitar su deterioro y tras comer guardar los alimentos en un envase apropiado. Algunos alimentos pueden ser consumidos en sus formas naturales, como frutas, dulces, zumos. Condimentos como la sal o la pimienta están disponibles, pero sólo de forma líquida. La razón principal es que si los astronautas espolvorean estos condimentos en su comida comenzarán a flotar y podrían obstruir los orificios de ventilación .

Los astronautas comen tres veces al día: desayuno, almuerzo y cena. Los nutricionistas aseguran que los alimentos que comen los astronautas les proporcionan un suministro equilibrado de vitaminas.

Dormir fuera de nuestro planeta

Después de un largo día de trabajo, no hay nada como un buen sueño durante la noche. Al igual que en La Tierra, en el espacio los astronautas se van a la cama, en este caso sacos de dormir especiales, a una hora determinada para cumplir con sus ocho horas de sueño programadas. Debido a la ingravidez, los astronautas pueden dormir en cualquier orientación. Durante el sueño, por culpa a la emoción de estar en el espacio o de la cinetosis, los astronautas pueden desvelarse, tiempo que aprovechan por lo general para tomar fotografías de nuestro planeta que muy pocos afortunados podrían realizar.