¡No te pierdas nuestro contenido!

Que Samsung ha encontrado un diseño base y lo aplica a la gama más amplia de productos no es ningún secreto. Pero estamos llegando a un punto en que la confusión puede hacerse patente en los consumidores. Y es que ¿cómo le explicas a alguien que la Galaxy Tab 3 de 8 pulgadas y la Galaxy Note 8 (en la foto) son dos productos diferentes? Según una información de Techblog.gr, la Samsung Galaxy Tab 3 vendría en dos tamaños diferentes. Una de 8 pulgadas y una de 10.

Samsung Galaxy Note 8.0

Veamos primero las posibles características de estos dos modelos. Tenemos primero el modelo de 10.1 pulgadas, que incorporaría un procesador de doble núcleo a 1.5 GHz y 1GB de RAM. La pantalla tendría una resolución de 1.280x800 píxeles y vendría con una capacidad de almacenamiento de 16GB. Todo esto corriendo bajo Android Jelly Bean 4.1.2. Todo en un peso de 533 gramos.

Su hermano pequeño tendría un tamaño de pantalla de 8.0 pulgadas y montaría el mismo procesador, el mismo sistema operativo y la misma resolución de pantalla pero se diferenciarían en la RAM ya que este modelo de 8 pulgadas no tendría 1GB sino 2. Su peso sería de 330 gramos y ambas tabletas tendrían una cámara trasera de 3MP y una frontal de 1.3MP.

Estas características se parecen mucho a las que montan los Galaxy Note del mismo tamaño. Entonces ¿cuál es la diferencia entre ambas? La diferencia es que la gama Galaxy Tab no incorpora el S-Pen ni toda la suite de aplicaciones "creativas" que lo acompañan. Es por tanto una tableta más tradicional. Lo que sí que queda por saber es si se diferenciarán en diseño. Mientras que la Galaxy Note 8.0 que vimos en el MWC 2013 era como un Galaxy S3 ensanchado habrá que ver si ahora el diseño de referencia es el del Galaxy S4.

Lo que sí que es cierto es algo que llevamos meses diciendo aquí. Con tantos modelos parecidos en características y diseño, la confusión en el comprador es obvia. AL final a Samsung le da igual, ya que mientras la confusión sea entre sus modelos ellos siguen vendiendo, pero cuando aparezca una competencia decente y diferenciada, Samsung creo que tendrá que replantearse estrategias.