Tal y como se esperaba, Samsung ha presentado el Galaxy S IV, su nuevo smartphone, en su evento de Nueva York. Habrá versiones en blanco y negro y tiene un diseño muy parecido al de su predecesor, Samsung Galaxy S III. De hecho, parece que el dispositivo es el mismo que apareció en las filtraciones que pudimos ver recientemente. Estará disponible con 3G y LTE.

Características del Galaxy S IV

El lanzamiento del Galaxy S IV tendrá lugar en abril en 155 países. Desde la compañía destacaron que es "más delgado y elegante", con un grosor de 7,9 milímetros y un peso de 130 gramos. Sin embargo, también tiene un tamaño mayor que su predecesor. Su pantalla de 5 pulgadas Super HD AMOLED tiene una resolución de 441 píxeles por pulgada. Esta densidad está entre las más alta del mercado, por encima del Sony Xperia Z, por ejemplo.

La experiencia de usuario se ha mejorado (a través de TouchWiz, la capa que la firma coreana pone sobre Android). Incluye Smart Bluetooth 4.0, puerto de infrarrojos, sensor de temperatura y humedad y batería (extraíble, una característica cada vez menos común) de 2600 mAh. Tiene 2 GB de RAM y, como se esperaba, habrá versiones de 16, 32 y 64 GB de almacenamiento. Su procesador de 8 núcleos Exynos 5 corre a 1,6 GHz.

Ésta es la lista completa de características del Galaxy S IV:

  • Procesador Exynos 5 Octa de ocho núcleos a 1.6 GHz o un Qualcom Snapdragon S4 Pro de cuatro núcleos a 1.9 GHz
  • Pantalla de 5 pulgadas con resolución 1080p Super AMOLED HD
  • 2GB de RAM
  • Android Jelly Bean 4.2.2
  • Batería de 2600mAh extraíble
  • Almacenamiento interno de 16, 32 o 64GB expandible mediante microSD
  • Cámara trasera de 13 megapíxeles
  • Smart Pause, Smart Scroll
  • Infrarojos y sensores de temperatura
  • Smarth Bluetooth 4.0

La cámara trasera (de 13 megapíxeles) y la frontal (de 2 megapíxeles) pueden grabar al mismo tiempo. De este modo, se puede colocar la cara de la persona que graba en cualquier lugar de la pantalla. Además, se puede activar el obturador con comandos de voz. Gracias a Drama Shot es posible tomar una ráfaga de imágenes en una sola foto, mientras que Eraser permite borrar elementos indeseados de forma sencilla.

galaxy-s-iv-2Por su parte, S-Translator es un traductor que reconoce hasta 9 idiomas, tanto hablados como escritos, de forma automática. De este modo, un usuario puede hablar en su idioma y hacer que el teléfono traduzca la conversación. Por el momento comprende los siguientes idiomas: chino, francés, alemán, italiano, japonés, coreano, portugués, inglés, y español. Distingue diversos acentos y en el caso de las frases más sencillas no requiere conexión a Internet.

A todo esto hay que unir aplicaciones como S Voice Drive (para usar el teléfono mientras se conduce), Story Album (crea álbumes impresos con las fotografías), Samsung Hub (un único lugar en el que se almacenan libros, música, películas y juegos) o Samsung Knox (una capa añadida de seguridad para usar el teléfono en entornos corporativos). Todas ellas estarán disponibles próximamente en el Galaxy S III.

Por lo tanto, parece que la idea de la compañía es apostar por su propio software para hacer que sus teléfonos destaquen en un mercado Android ciertamente saturado (sin olvidar el hardware, por supuesto). De hecho, hasta pasados casi 45 minutos Samsung no hizo ninguna referencia al sistema operativo de Google, a pesar de que será el que utilizará el terminal.

No obstante, no todas estas mejoras llegarán al S III. Por ejemplo, el scroll visual (que también había sido filtrado) sólo estará disponible en el Galaxy S IV. Lo mismo ocurre con Air Gesture, mediante la cual podemos hacer scroll y avanzar o retroceder en pases de diapositivas con un gesto en el aire, frente a la cámara frontal.

La histriónica presentación terminó con algunos de los accesorios que se podrán adquirir para este teléfono. Lo más atractivo, en principio, son las fundas de colores, pero lo cierto es que Samsung no dio mucha importancia a esta última parte del evento, así que no hay apenas información sobre ellas.

En desarrollo