¡No te pierdas nuestro contenido!

Además de los nuevos televisores inteligentes, televisores 4K, tablets y ordenadores que hemos podido ver en esta emocionante CES 2013, no nos podemos olvidar de los smartphones, ya que han sido presentados algunos de los más interesantes, y en especial desde empresas que poco a poco se van ganando un nombre de mayor peso, como Alcatel con el móvil más delgado del mundo, o ahora Huawei, con su nuevo e imponente Ascend Mate, que cuenta con nada menos que una pantalla de 6.1 pulgadas, llevando el término de "Phablet" a otro nivel.

Si pensábamos que el Galaxy Note de Samsung, en cualquiera de sus dos versiones, ya era de por sí un móvil que limitaba con lo que consideramos una tablet, el Huawei Ascend Mate va más allá con 6.1 pulgadas, una diferencia que, aunque parezca poca en papel, en realidad es bastante considerable.

Pero eso sí, el Ascend Mate de esta empresa asiática no se queda corto en prestaciones, ya que su pantalla es de tipo HD (resolución a 720p), un procesador de cuatro núcleos con frecuencia a 1.5 GHz (modelo por ahora desconocido) acompañado de nada menos que 2 GB de memoria RAM para que realizando ninguna tarea se quede corto, además de una capacidad de almacenamiento mínima de 16 GB, expandible a través de una tarjeta MicroSD.

Cuenta con dos cámara, algo que ya es tradicional en los smartphones de última generación, la principal de 8 MP y una frontal de 1.9 MP para realizar vídeollamadas. Cabe destacar que los de Huawei han sido más que generosos con el tamaño de la batería de este terminal, ya que al contar con una pantalla tan enorme y exagerada, han incorporado una batería de 4.050 mAh, aunque tendremos que esperar a probarlo para comprobar qué tan buena es su autonomía.

Su sistema operativo, como no podía ser de otra manera, es Android 4.1 Jelly Bean, aunque prometen actualizarlo al momento de su lanzamiento, el cual lamentablemente no ha sido especificado, pero aseguran que saldrá al mercado en algún momento durante la primera mitad de este año.