¡No te pierdas nuestro contenido!

Aquí tenemos a un padre que quizás ganaría el premio al mejor padre del año, por poder construir tal invento para poder acompañar a su hijo. O quizás tendría el premio al peor ya que es capaz de construir un cuadricóptero en lugar de salir él a la calle. Sea como fuere, lo cierto es que al menos ha tenido mucho ingenio.

Resulta que Paul Wallich tiene que acompañar cada día a su hijo a la estación del bus. La distancia es de 400 metros y aunque no es una gran distancia si que hay días en los que se está mejor en casa. Por esta razón el señor Wallich decidió buscar una solución mejor que la de acompañar a su hijo. Decidió construir un cuadricóptero equipado con una cámara que le mandaría las imágenes en tiempo real a su ordenador.

Lo primero que tuvo que hacer fue comprar un dron de los muchos que se venden en jugueterías o tiendas de electrónica. Luego buscó el dispositivo que le transmitiera el vídeo y después de mucho buscar decidió usar su smartphone con una aplicación de videochat activa que le enviaría las imágenes a su PC.

Hasta aquí todo había sido sencillo pero ahora venía la parte complicada. El dron tenía que seguir a su hijo de manera autónoma durante el trayecto de 400 metros. Después de buscar diversas opciones se decantó por usar una pequeña baliza GPS que pudo introducir en la mochila de su hijo. Esta usa una batería del tamaño de una moneda y puede durar una semana. El dron solo tiene que ir siguiendo al transmisor GPS.

Pero este sistema no está exento de errores. El vuelo puede ser difícil si el tiempo no está en calma. Además el GPS solo puede seguir a la baliza dentro de un radio de 10 metros. Por último tenemos el problema de la batería. Paul Wallich dice que su dron tiene la batería justa para ir hasta la estación de autobús, esperar con su hijo hasta que llegue el autobús y volver a casa.

El señor Wallich dice que aunque ya tiene pensadas algunas mejoras, como un sónar para detectar mejor los objetos, de momento la batería se queda corta y no hay opción de añadir más por el peso que suponen. Así que por ahora seguirá acompañando a su hijo al autobús.