Parece que la Wii U no va a tener un lanzamiento del todo agradable. Si hace unos días veíamos como era la Microsoft Surface la que nos dejaría disponible menos memoria de la anunciada, hoy sumamos la Wii U a ese club.

Nintendo-Wii-Nintendo-Wii-U

Parece que esto de que los fabricantes anuncien una capacidad disponible y luego nos encontremos con que el sistema se come algunos GB va a ser la norma. De hecho ya lo era pero con sistemas operativos cada vez más avanzados lo vamos a notar más. Así pues, en el caso que nos ocupa nos encontramos con que la Wii U se venderá en dos capacidades, la de 8GB y la de 32GB.

El problema importante nos lo encontramos por tanto en la versión de 8GB. De estos 8GB nos quedamos con 7.2 al formatear el disco. Pero es que luego perdemos otros 4.2GB que son los que ocupa el sistema operativo. Resultado, 3GB libres de espacio para guardar partidas o descargarnos contenido adicional, películas, juegos, etc. Incluso Nintendo asegura que los usuarios que compren el modelo de 8GB no tendrán espacio suficiente para guardar una copia de NintendoLand, que ocupa 3.2GB y tendrán el espacio justo para los 2GB del New Super Mario Bros U.

Con el modelo de 32GB iríamos algo más holgados de espacio ya que nos quedaremos con 24.8GB de espacio libre. Pero tampoco sería para tirar cohetes. La solución que nos proponen es que le conectemos un disco duro externo ya que la Wii U los soporta hasta los 2TB de capacidad. Pero con Nintendo no todo son facilidades ya que a la hora de conectar el disco duro también hay pequeños inconvenientes.

Si el disco es de los que va conectado a la corriente no habrá problema. Si en cambio es de los que va alimentado por el mismo USB, necesitaremos un cable en Y para poder conectarlo también a la toma eléctrica. Y si lo que tenemos es una unidad flash, Nintendo nos recomienda que no la usemos ya que la velocidad de escritura y lectura puede afectar el rendimiento de la consola.

Me gusta ver como Nintendo facilita las cosas a los usuarios. Con lo fácil que era incluir un disco duro adecuado para los tiempos que corren.