Durante mucho tiempo se ha hablado de que Valve podría tener en sus planes el lanzar un consola propia que compitiera con la última PlayStation y la última Xbox de Sony y Microsoft, respectivamente. Finalmente la ingeniero Jeri Ellsworth confirmó que Valve está probando un prototipo de hardware propio, pero que no sería una consola de vídeojuegos como tal, sino más bien una especie de "computador portátil dedicado a los vídeojuegos". Algo que podríamos llevar encima pero funcionaría junto a una pantalla o televisor, para disfrutar en la comodidad del salón. Pues hoy, ha sido el mismísimo Gabe Newell quien ha confirmado que están probando sus propios mandos controladores.

Si bien Valve está creando su propio hardware que servirá para conectarse a Steam y jugar a todos los títulos que muchos ya tenemos, ¿por qué no crear también sus propios mandos? Según Newell: "los tipos de mandos de control que existen actualmente no son lo suficientemente buenos", y por ello están probando tres prototipos de mandos en esta primera fase de pruebas de su hardware propio.

Sin embargo, eso no quiere decir que pronto podremos ver nacer este dispositivo u ordenador en el mercado, falta muchísimo tiempo para ello (¿años quizás?) y eso lo demuestran ya que la plantilla de I+D no está a todo dar para esta materia.

Ciertamente confirmaron hace poco un nuevo motor gráfico para sus vídeojuegos, y quizás eso está relacionado a los prototipos mencionados. Pero lo que no me queda duda es que Big Picture tendría algo que ver con este hardware propio, ya que este software con el que ahora cuenta Steam permite a los usuarios disfrutar de sus juegos conectando el ordenador a un televisor e inclusive utilizar mandos de control fácilmente.

No me queda duda que un hardware propio de Valve causaría sensación, más aún tomando en cuenta los de millones de usuarios con los que cuenta Steam actualmente (aunque seguro muchos jugones de PC de los más puritanos no estarán de acuerdo con el salto al sillón y televisor), además, mentiría si dijera que no me da una enorme curiosidad el ver estos mandos que prometen serán "como ningún otro", lástima que aunque se encuentra en fase de prueba con usuarios, a Valve le encanta su secretismo y por ello seguro falta mucho tiempo para que nos muestren imágenes del prototipo.