Hace un par de días, conversando sobre tecnología con un muy buen amigo, me realizó una pregunta que dio pie a una muy larga conversación, la cual desde entonces no deja de sonar en mi cabeza, incluso al ser realmente básica y algo que, seguramente, muchos se preguntan actualmente.

La incógnita está presente en el título de este artículo, y la respuesta es NO. Un dispositivo Windows RT sencillamente no puede reemplazar un ordenador portátil tradicional. Mis reflexiones se basan en algunas razones que detallaré en las próximas líneas.

Surface RT no es un ordenador portátil, es una tablet

Todos los fanáticos de la tecnología y en especial de los gadgets conocemos la Microsoft Surface, primera tablet desarrollada directamente por los de Redmond. Esta es sin duda alguna el dispositivo estrella de la versión "RT" del nuevo sistema operativo de Microsoft, y quizás el principal punto de comparación en esta nota.

Sin embargo, este dispositivo aunque cuenta con un aspecto fantástico y un par de fundas protectoras que integran teclados completos para escribir con mayor comodidad, es una tablet con Windows RT, y eso supone muchas desventajas de gran peso para quienes necesitamos exprimir el potencial de un ordenador y aplicaciones de uso profesional. Mi amigo me pregunta: "¿Y si cambio mi portátil por una de esas Surface?". Él tomando en cuenta que si "cuenta con el más reciente Windows" deberíamos poder realizar lo mismo que en un ordenador con prestaciones sencillas, además de leer y navegar en internet cómodamente por ser una tablet..

Pero debemos tomar el tipo de trabajo al que nos dedicamos debido a nuestras profesiones y para lo cual necesitamos un computador. En su caso, depende plenamente de un software para editar y crear archivos CAD, como el popular AutoCAD de AutoDesk. Es aquí donde Surface RT se queda corta, ya que esta versión del sistema operativo permite solamente instalar aplicaciones desde la Windows Store de Microsoft, donde por ahora es prácticamente nula la existencia de aplicaciones técnicas.

Programas como Photoshop de Adobe, AutoCAD y además de las diferentes plataformas de programación informática, requieren del uso del escritorio tradicional de Windows para funcionar (eso sin mencionar la compatibilidad con sólo un tipo de procesador). En el caso de Windows 8 es posible ejecutar allí cualquier software de terceros, pero en Windows RT el escritorio tradicional está muy limitado, tanto así que solamente permite el uso de Internet Explorer, el explorador de archivos y de la plataforma de ofimática Office, no contando con la posibilidad de instalar software de terceros para utilizar en esta modalidad.

Windows RT es ideal para internet y tareas sencillas

Debo aclarar que no tengo absolutamente nada en contra de Windows RT. De hecho, la plataforma me encanta. Pienso que tiene un aspecto fascinante y una usabilidad espectacular, llevando la experiencia de una interfaz táctil a otro nivel como ni iOS ni Android lo habían logrado. Solamente debemos fijarnos en la interfaz "Moderna" de Microsoft (anteriormente conocida como Metro) para percatarnos de esto.

En el caso de navegar por internet, Windows RT se convierte quizás en la mejor plataforma para realizar la tarea desde un dispositivo táctil. Al acceder a Internet Explorer 10 podemos notar como todos los botones para las acciones de navegación cuentan con un gran tamaño, y todo está hecho para facilitar su uso hasta a los dedos más torpes.

Además, la posibilidad de gestionar nuestras redes sociales y gracias a las fundas con teclado incorporado diseñadas para este dispositivo, es posible escribir textos ocasionales, entradas en blogs o editar a último momento algún documento de texto u hoja de cálculo que debemos entregar. Pero si comparamos con todas las tareas que podemos realizar en un computador portátil tradicional, Windows RT se queda muy corto.

En una anterior ocasión explicamos algunas de las más importantes funciones de Windows 8 limitadas en Windows RT, pero si lo que buscas es sustituir tu portátil, solamente debes recordar que: la gran mayoría del software de terceros es compatible con procesadores de arquitectura x86, no de arquitectura ARM, siendo esta última la compatible con RT.

¿Quieres sustituir tu portátil por una tablet Windows? Espera un poco

Si bien actualmente se encuentra en el mercado la tablet Surface RT, muy pronto estará disponible la Surface Pro, que no es más que una versión de esta tablet funcionando con un procesador Intel Core de generación Ivy Bridge (arquitectura x86) y corriendo con la versión Pro de Windows 8, o lo que es lo mismo, la versión completa que viene incluida en los ordenadores de última generación.

Si realmente deseas cambiar tu portátil tradicional por una tablet y que esta realmente te sirva para trabajar y realizar todo lo que hacías en tu anterior dispositivo, lo mejor que puedes hacer es esperar por una Surface Pro, u optar por alguna tablet con Windows 8 que ya esté disponible en el mercado, como es el caso de la Lenovo IdeaPad Lynx, por sólo mencionar un ejemplo. ya que en Surface RT o cualquier tablet con Windows RT, no encontrarás un sustituto ideal.