Steven Sinofsky, responsable de Windows en Microsoft ha dejado oficialmente la compañia después de haber sido el líder en productos tan ambiciosos como Windows 8 o Surface. Así lo anunció la ayer la compañia de Redmond a través de un comunicado. Más tarde, el propio Steven envió un correo a todos los empleados argumentando su decisión.

Aunque la versión oficial nos dan a entender de que se trata de una decisión de mutuo acuerdo, innumerables rumores comentan que Steven era un persona que tenía una gran facilidad para crear tensiones entre los ejecutivos. Esto nos recuerda al reciente caso de Scott Forstall, el vicepresidente del sistema operativo iOS que anunció a finales del mes de octubre su marcha de Apple. Ahí también se rumoreaban rivalidades internas.

Sin embargo, el hasta ahora jefe de Windows ha comunicado que se va para ir en busca de nuevas oportunidades en las que poder fijar su energía y capacidad creativa después de haber pasado 23 años en la empresa de Bill Gates. Según él, su pasión por desarrollar productos es tan fuerte como al principio y busca trabajar en áreas similares.

Esta noticia es muy chocante ya que llega en un momento muy importante, justo cuando el nuevo sistema operativo Windows 8 acaba de lanzarse junto con la Microsoft Surface. Se trata de una era nueva en la que se intenta unificar Windows con el fin de que la experiencia de usuario sea independiente del soporte en el que lo estemos utilizando.

¿Hay sustituto para su puesto? Si, Microsoft cede a dirección a dos personas. Una de ellas, Julie Larson-Green, pasará a centrarse en la ingeniería del software y en el software de Windows. Mientras que la otra, Tami Reller se encargará del desarrollo del negocio.

Para mucha gente, Steven Sinofsky era la próxima persona que ocuparía el cargo de Ballmer para posicionarse al frente de la compañia. Ha apostado por un nuevo sistema operativo, una nueva estrategia intentando unificar todo. Aunque el ya no esté en Microsoft para ver la evolución, le ha dado una imagen más inovadora a la empresa.