Esta mañana han saltado todas las alarmas cuando se ha desvelado el tremendo agujero de seguridad que tiene Skype permitiendo a cualquiera que conozca el e-mail asociado a nuestra cuenta poder modificar nuestra contraseña y dejarnos sin acceso.

Al parecer, esta vulnerabilidad fue descubierta y expuesta en un foro ruso hace dos meses. Y resulta increíble que ni Skype ni Microsoft hubiesen solucionado el terrible problema hasta hoy, cuando lo ha conocido el gran público. Esta mañana Skype, como medida preventiva, ha desactivado la posibilidad de restablecer la contraseña para impedir que nadie se pueda hacer con el control de nuestra cuenta. Sin embargo, más tarde ha comunicado en su página oficial que ya había solucionado el problema y que estaban intentando ponerse en contacto con los pocos usuarios que podrían haber sufrido este problema.

Sin embargo, puede que nuestra privacidad se haya visto comprometida. Es decir, hasta hoy, cualquier persona podría haber entrado en nuestra cuenta teniendo así libre acceso a nuestro contenido. Es más, en The Next Web han reproducido el ataque con éxito esta mañana demostrando la simpleza que hacía falta para poder acceder a cuentas sin el permiso del propietario.

Es difícil de creer que una empresa con tanto renombre como Skype, adquirida por Microsoft el año pasado, presente un fallo de seguridad de tal magnitud. Además, llega en un momento crítico puesto que Microsoft está incitando a que los usuarios de Windows Live Messenger se pasen a Skype dado que van a retirarlo.

Dentro de lo malo, después de que expandiese la noticia por todos los medios, Skype ha sabido reaccionar rápido y ha solucionado el problema antes de que muchos usuarios se vieran afectados. Ahora solo le queda preocuparse por los usuarios que hayan sido afectados durante estos dos meses. ¿Creará esto cierta reticencia a la hora de usar la aplicación?