¡No te pierdas nuestro contenido!

Instagram es una de de las aplicaciones de fotografía más populares entre los smartphones. Nunca se había atrevido a dar el paso a la web, hasta ahora. Recientemente ha anunciado que cada usuario de la red tendría un perfil en la web con el fin de poder observar las instantáneas de una manera más cómoda.

Instagram era hasta hace nada una red social centrada plenamente en los dispositivos móviles, al principio era exclusivamente para iOS pero posteriormente lanzaron una versión para Android, lo que causó mucha polémica. Los perfiles solo eran accesibles vía móvil, es decir, si alguien colgaba un enlace en cualquier red social en Internet, si lo abríamos solo teníamos acceso a una página donde solamente se mostraba la imagen, restringiendo todas las posibilidades de interacción.

Instagram me ha avisado hoy mismo mediante la aplicación móvil que mi perfil ya estaba disponible y enseguida he ido a verlo. Primero, me gustaría recordar que Facebook adquirió Instagram por mil millones de dólares este año y se nota: el diseño está inspirado en la red de Zuckerberg.

En cuanto entramos al perfil web de Instagram nos sorprende una página estructurada en dos partes bien diferenciadas.

Cabecera

Arriba del todo, aparece una barra con nuestro avatar y nombre de usuario a la derecha. En la siguiente franja, muy similar a la portada de Facebook, están algunas de nuestras fotos recientes. Se ven un total de 7 fotos, una foto mucho más grande que las otras. Además, algo que agradezco mucho es que las fotos van cambiando aleatoriamente dándole un aspecto mucho más dinámico. Justo después, a la izquierda se ubica nuestra foto de perfil junto con nuestro nombre de usuario, nombre real, biografía y página web. A la derecha se sitúan tres recuadros que marcan nuestro número de fotos, el número de personas a las que seguimos y los seguidores.

Cuerpo

En el cuerpo propiamente dicho de la página aparecen todas nuestras fotos ordenadas de la más reciente a la más antigua, separadas por meses. Las filas cuentan con 5 miniaturas. Quiero destacar que el scroll no es infinito, al principio mientras bajamos se van cargando más imágenes pero siempre llegamos a un punto en el que tenemos que pinchar en el botón Ver más... para seguir navegando por el historial de fotos.

Instagram ha querido darle un aspecto interactivo a los perfiles webs. Para ello, ha implementado la posibilidad de comentar las fotos y darle a me gusta. Cuando pinchamos sobre cualquier imagen se nos abre una ventana con la foto a la izquierda y los comentarios y me gusta a la derecha. Este apartado no ha cambiado mucho ya que antes teníamos acceso a él y la apariencia era muy similar, sólo que estaba capada para que no pudiésemos interactuar.

Conclusiones

Instagram ha sabido satisfacer con los perfiles webs lo que demandaban sus usuarios. Hasta ahora, siempre que queríamos ver las fotos de la gente teníamos que recurrir a páginas de terceros. Y es que aunque esté enfocada a fotos sacadas con los teléfonos móviles es mucho más cómodo poder observarlas desde una pantalla más grande. Cabe destacar que ese propósito no ha cambiado: si bien existen perfiles webs no se pueden cargar fotos desde ellos.

Yo sinceramente pienso que con este paso que han dado vamos a poder observar mejor lo que capturan los usuarios. No es lo mismo ir viendo poco a poco las fotos en una pantalla reducida que tener una visión global de todas ellas y poder agrandar las que más nos interesan. ¿A vosotros qué os parecen los nuevos perfiles de Instagram?