¡No te pierdas nuestro contenido!

El Nexus 4 ya está aquí, y las primeras impresiones que nos ha dejado son bastante positivas. Se nota, desde que lo sacamos de la caja, que estamos ante el siguiente gran heredero de la línea Nexus y es algo que se refleja no sólo en las líneas de diseño, muy similares a las del anterior Galaxy Nexus, sino en que es una evolución natural del mismo mejorando algunos de los puntos flojos que Google tenía pendientes, como la calidad de construcción.

Personalmente, lo que más me ha gustado es la nueva parte trasera en cristal, algo que por un lado lo hace más frágil y más susceptible a golpes y arañazos que el Galaxy Nexus, por ejemplo, pero por otro le da un acabado y un look muchísimo más espectacular. Por dentro, Android 4.2 no difiere sobremanera de anteriores versiones, aparte de la cámara rediseñada y la nueva función de fotos panorámicas.

Como principales puntos en contra aparecen el grosor, algo que que acostumbrado a terminales ultradelgados como el iPhone 5 o el HTC One X se me hace excesivo y el peso, que no difiere mucho de nuevo de lo que acostumbrábamos a tener hace un tiempo pero que para los estándares comienza a excederse.

El Nexus 4 es un teléfono muy bonito, incluso sexy (durante mucho tiempo pensé que no diría esto de un Android) y que pese a su precio tan competitivo le planta cara sin problemas al resto de competencia de alta gama ¿El mejor Android que podemos comprar ahora mismo? Muy probablemente, y no sólo por el precio o por las características técnicas, sino por lo que lleva detrás: el sello Google con actualizaciones frecuentes (una bendición dentro del sistema debido a la fragemntación) y el buen hacer de LG como fabricante de terminales.

Muy atentos a nuestra reseña la próxima semana, donde pondremos al nuevo Nexus 4 contra las cuerdas y analizaremos al detalle sus pros, sus contras, y cómo se comporta de cara a la competencia. ¿Preguntas que deséais que aparezcan en el análisis? ¡Dejadlas en los comentarios!