¡No te pierdas nuestro contenido!

El pasado mes de agosto Adobe marcó el punto final en una era que identificaba a los dispositivos con sistema operativo Android como aquellos que "lideraban la navegación web desde el móvil" gracias al contar con soporte a Flash Player, aunque esto no sea del todo cierto ya que como es bastante conocido, inclusive por Adobe, Flash nunca funcionó a la perfección, por lo que HTML5 prometía desde hace años suplantarlo y dejarlo en el olvido. Y es por esto que los responsables de Flash Player se han rendido y han dejado de dar soporte a la mayoría de las plataformas, incluyendo Android.

El futuro es HTML5, una plataforma que funciona muy bien, es más rápida, muchísimo más estable, y con soporte universal (con unas poquísimas excepciones). Sin embargo, aún hay muchas páginas web que funcionan con contenido Flash, aunque no sean las más grandes o populares como por ejemplo todos los servicios web de Google (YouTube, GMail, etcétera) y las redes sociales que fueron de las primeras en dar el salto a HTML5. Es por esto que si extrañas contar con soporte Flash en tu terminal Android, aún existe una manera, y es bastante sencilla.

En el caso de los dispositivos Android con versión del sistema operativo 4.0 o inferior que ya tenían instalado Flash Player, lo mejor que pueden hacer es no desinstalarlo ya que actualmente no se encuentra en Google Play Store, y debo aclarar, nunca va a volver.

Pero si eres uno de los usuarios que ya cuenta con alguna de las más recientes versiones del sistema operativo, Android Jelly Bean, bien sea en la versión 4.1 o 4.2, y deseas instalar Flash Player, este sencillo tutorial es para ti.

Pasos para instalar Flash Player en Android

Aunque el procedimiento es muy sencillo y seguramente los usuarios experimentados ya lo conocen y no necesitan ninguna introducción, explicaré al detalle para que cualquiera, desde el menos experimentado en la plataforma, pueda realizarlo.

Lo primero que necesitamos, evidentemente, es un dispositivo, smartphone o tablet, funcionando con la versión de Android 4.1 o superior. Además, debemos descargar el archivo APK de Flash Player para Android. Si lo desconoces, un archivo APK no es más que el ejecutable de una aplicación en este sistema operativo móvil. Es como por ejemplo, los archivos .EXE en Windows.

El terminal no permitirá que instalemos este archivo sin antes dar los permisos necesarios. Esto es tan sencillo como dirigirnos al menú de Ajustes y Configuraciones, en este accedemos al apartado de Seguridad y allí habilitamos la casilla llamada "Orígenes desconocidos", lo que nos permitirá instalar aplicaciones que no provengan de Google Play.

Para finalizar, buscamos el archivo APK que ya descargamos y lo instalamos sencillamente presionando sobre él. Luego de esto sólo necesitamos un navegador web que sea compatible con Flash Player, y la mejor opción es Firefox, el cual podemos descargar desde la Play Store y es compatible tanto con móviles como con tabletas, además de que cuenta con una interfaz espectacular.

Luego de estos pasos, puedes comenzar a visualizar y acceder a la perfección a esas páginas web que aún cuentan con contenido Flash, sin ningún problema.