¡No te pierdas nuestro contenido!

El Windows Phone 8 X de HTC salió a la venta a principios de la pasada semana con Vodafone, el primer dispositivo con Windows Phone 8 disponible en España llegó a nuestras oficinas a finales de octubre. Desde entonces lo hemos puesto a prueba, y este es nuestro análisis.

Diseño

El Windows Phone 8 X de HTC presenta un diseño de una sola pieza único e innovador, en los 4 colores disponibles: Azul, rojo, amarillo y negro. La forma del dispositivo es sencilla y homogénea, sin bultos ni protuberancias, donde la cámara se integra sin perjudicar la estética.

Los botones están demasiado enrasados con la superficie, en ocasiones resulta una tarea bastante complicada presionar el de encendido o apagado.

El material utilizado en la parte trasera del producto, da sensación de calidez, además de ser muy limpio a la hora de dejar huellas y suciedad.

Según nos comentaron los responsables de la marca durante el evento de lanzamiento de Windows Phone 8, la forma del dispositivo ha sido sacada directamente de los hubs activos del nuevo ecosistema Windows. Con unas dimensiones de 132,35 x 66,2 x 10,12 mm el dispositivo se adapta perfectamente a la mano.

Un detalle importante es la sensación de delgadez a la hora de cogerlo, conseguida por haber puesto el máximo grosor en una ligera curvatura de la parte trasera.

Destaca de igual forma la ligereza del dispositivo, con sus dimensiones y tan solo 130 gr de peso con batería, el Windows Phone 8 X de HTC encuentra uno de sus puntos fuertes en este aspecto.

La entrada para poder introducir la Micro SIM tiene que ser desbloqueada con un objeto punzante, como un clip. La apertura para introducir el Micro USB está abierta, sin protección de ningún tipo.

Pantalla

El Windows Phone 8 X de HTC tiene una pantalla táctil de 4,3" con una resolución de 720x1280 px. La percepción de colores, especialmente el contraste, es uno de los aspectos en los que HTC tiene todavía trabajo por delante, para poder luchar en igualdad de condiciones con la competencia.

Eso sí, la pantalla es Gorilla Glass 2, por lo que no hay que estar todo el día pendiente de donde dejar tu dispositivo para que no se raye la pantalla, es algo que se agradece bastante, puedo dar fe.

Una de las cosas que más me han sorprendido de la pantalla es lo sensible que es, mientras que Nokia ha promocionado alto y claro la ultra sensibilidad de las nuevas pantallas en su nueva oleada de productos, HTC no ha comentado nada al respecto sobre este punto.

Y es que, si en los nuevos Nokia Lumia 920 puedes interactuar con la pantalla del dispositivo perfectamente con guantes, en el Windows Phone 8 X de HTC puedes hacerlo de la misma manera, sin ningún tipo de problemas.

Cámara

El Windows Phone 8 X de HTC tiene una cámara principal de 8 MP con enfoque automático, flash LED y sensor BSI que mejora la captura de imágenes con poca luz.

La cámara es capaz de grabar en vídeo a 1080p HD, y con su tecnología gran angular exclusiva de 88º podremos realizar fotografías de grupo abarcando un área casi tres veces mayor que las demás cámaras del mercado móvil.

El dispositivo también integra una cámara frontal de 2,1 MP, capaz de realizar grabaciones a 1080p HD,  que siguen las especificaciones de Microsoft para que los nuevos modelos puedan aprovechar al máximo aplicaciones como la de Skype.

A la hora de hacer las fotografías, sorprende la velocidad que tiene el dispositivo para procesarlas y volver hacer otras nuevas cuando queramos, fácilmente el dispositivo puede realizar 1 foto por segundo, llegando incluso en ciertas ocasiones a realizar dos en un mismo segundo.

Sonido

Otro de los puntos fuertes del Windows Phone 8 X de HTC, en donde puede sacar gran ventaja a la competencia es en el sonido. El dispositivo dispone de un amplificador especial integrado, que aporta una gran potencia a los auriculares sin afectar al delgado diseño.

Además de este sistema, la nueva gama de HTC contará por primera vez con la tecnología de Beats Audio que ofrece unos graves más profundos, voces claras y notas altas nítidas en nuestra música, juegos, películas o vídeos.

Rendimiento

Uno de los grandes problemas que me he encontrado con el HTC 8X es su velocidad de arranque, y es que el dispositivo tarda hasta 35 segundos en mostrar la pantalla de inicio de Windows Phone 8, es decir, hasta casi 3 veces más que un Nokia Lumia 800 con Windows Phone 7.

Aunque no lo he podido comparar con el arranque de los nuevos Nokia Lumia, cabe esperar que este tiempo de arranque venga dado en gran parte por el propio sistema, por lo que sería un gran aspecto a mejorar por parte de Microsoft.

Eso sí, una vez encendido, Windows Phone 8 se ejecuta de forma totalmente fluida, con movimientos nada erráticos con varias aplicaciones abiertas, gracias al procesador Qualcomm S4 1,5GHz de doble núcleo integrado en el dispositivo.

El Windows Phone 8 X de HTC utiliza una batería de ión litio con capacidad de 1800 mAh, que en mis manos dura unas 24 horas. Repito, en mis manos, es decir, a tope durante todo el día, con varias aplicaciones ejecutándose a la vez, horas ininterrumpidas de Angry Birds Star Wars, minutos y minutos de llamadas, Office 2013 Mobile y música a tope con los cascos Beats... Ya me entendéis no?

Para un consumidor normal, posiblemente la duración de la batería sea de 48 horas fácilmente. Y si utilizas la opción de ahorro de batería incluida en el sistema, además de tener cuidado con la intensidad de brillo y consumo de internet la duración de la batería puede rondar los 4 días.

Un aspecto interesante que trae el Windows Phone 8 X de HTC en exclusiva son los ajustes de teléfono inteligente. Estos ajustes nos permitirán colgar una llamada dando la vuelta a nuestro dispositivo, aumentar el tono cuando el dispositivo esté metido en un bolsillo o bolso y silenciar el ruido ambiente al descolgar una llamada.

Conclusiones

8/10

¡Me lo pido! El Windows Phone 8 X de HTC es un dispositivo que me ha sorprendido, sobretodo tras su paupérrima presentación en el lanzamiento de Windows Phone 8 en España.

Ahora entiendo porque este, es el dispositivo insignia de Windows Phone 8 para Microsoft, y es que a pesar de que HTC no utilizará grandes campañas publicitarias como el caso de Nokia, el dispositivo tiene un gran potencial.

Como puntos fuertes, el dispositivo tiene un tacto y peso perfecto, no cuesta nada llevarlo en la mano, es más, gusta llevarlo. La calidad del sonido es brutal con la tecnología Beats Audio, aunque también es perfecta si no tenemos unos cascos de la marca. Tiene una buena cámara y un sistema operativo con ganas de revolucionar el mercado.

En contra, me he encontrado con bastante problemas a la hora de presionar los botones de la superficie por su excesivo ajuste, el tiempo de arranque del sistema es elevado comparado con dispositivos que ejecutan Windows Phone 7, y la calidad de pantalla aunque es buena en comparación con la competencia, podría ser mejor.

Galería­ de imágenes