En Green Throttle se han propuesto que los que tengan un smartphone Android puedan compartir las capacidades que tenga el teléfono como videoconsola. Para ello han presentado unos mandos que se emparejan con un teléfono Android y que nos permitirán disfrutar de videojuegos en compañía.

Por mucha capacidad gráfica que tengamos, cuando jugamos en un smartphone siempre acabamos encerrándonos en nuestro mundo y eso es lo contrario de lo que se puede hacer en una videoconsola normal. ¿Quién no ha pasado interminables tardes jugando con amigos en el salón de casa? Pues lo que pretenden hacer desde Green Throttle es sacar la videoconsola de esa ecuación. Para ello han presentado unos controladores que se conectan al teléfono. Luego conectamos nuestro smartphone al televisor y listo.

Green Throttle está fundada por Charles Huang, quién trabajó en Guitar Hero y Matt Crowmley, que ha trabajado en Palm y su idea es que como ya llevas una videoconsola en el bolsillo, ¿porqué comprar otra? De momento Green Throttle lanzará un controlador Bluetooth llamado Atlas, una app y un SDK. El controlador Atlas es el primer controlador Bluetooth que funciona para Android que tiene una precisión digna de una consola. Tiene 2 joysticks (se parece mucho al de la Xbox 360) y funciona con smartphones y tabletas Android.

Por otro lado Green Throttle espera que su app Arena sea el nexo de unión entre los juegos desarrollados por ellos y los que puedan hacer otros desarrolladores. Además, su SDK hará posible que otros desarrolladores adapten sus juegos a los controladores y de esta manera pueda aumentar la oferta de juegos disponibles.

Desde hoy está disponible el SDK para descarga y se pueden comprar packs de hardware (con controladores) para desarrolladores. En un futuro se lanzará la versión para consumidores a un precio aun por determinar. En el vídeo podéis ver un poco mejor como funciona el sistema.