A diferencia de Windows 7, que traía un único idioma preinstalado, y la posibilidad de poder cambiar de paquetes a través de Windows Update solo estaba disponible en las versiones más completas.

Dejando que los usuarios que quisieran cambiar de idioma el sistema de su PC, tuvieran que pagar para conseguir un paquete válido en el resto de versiones.

En Windows 8 o Windows RT, este problema no está presente. El equipo de desarrollo tomó oportuno dar la libertad a los usuarios para que puedan instalar siempre que quisieran alguno de los más de 100 idiomas disponibles de forma completamente gratuita.

El proceso para cambiar el idioma de nuestro nuevo sistema, es bastante simple:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es clic en el botón de configuración de la barra de accesos -> Cambiar configuración -> Uso General -> Idioma

  2. En la nueva ventana, tendremos que hacer clic en Agregar un idioma, a continuación escogemos el paquete deseado, y en sus opciones disponibles hacemos clic en Descargar e instalar paquete de idioma.

  3. Una vez se haya completado la descarga del paquete a través de Windows Update, solo tendremos que mover el idioma a la primera posición en la ventana anterior y reiniciar el PC para completar los cambios.

Gracias a los paquetes de idiomas, los usuarios de Windows 8 o Windows RT tendrán la libertad de leer y escribir en varios idiomas independientemente del país donde se compró el PC.

Además para los consumidores que quieran pasarse a Windows 8 estas navidades, Microsoft ha preparado una oferta válida hasta el próximo 31 de enero por la cual se podrá actualizar el sistema a Windows 8 Pro por 29,99€.