Hasta ahora los auriculares sólo servían para escuchar y unos pocos tenían un micrófono integrado para poder hablar a través de ellos. Sin embargo, Apple ha dado un paso más y ha patentado unos auriculares que disponen de dos modos de uso dependiendo de lo que uno desee.

El primero consiste en usarlos para escuchar a través de ellos, es decir, uno uso normal y corriente al que estamos todos acostumbrados. Sin embargo, el segundo modo, el más especial, permitirá al usuario utilizar los auriculares como altavoces. Se podrá, por ejemplo, conectar el móvil y dejarlos en cualquier sitio para compartir música con nuestros amigos gracias a su amplificador. Una idea genial que hasta ahora nadie la había desarrollado.

En el modo altavoz, dado que se necesita un audio más potente, los auriculares incluirían un amplificador que se usaría para amplificar las señales de audio. Cabe destacar que se podrá desactivar para cuando los queramos usar de forma tradicional sobre la cabeza. Este cambio podría efectuarse gracias a un botón o bien automáticamente mediante un sistema de detección que usaría un sensor para conocer la distancia a las orejas. En cuanto se activase, el amplificador se apagaría para no dañar los oídos. Además, en el modo normal, la fuente de energía se apagaría para ahorrar

De momento se trata solamente de una patente y se desconoce si Apple tiene planes para implementar este sistema a corto plazo. Pero puede que lo haga dado que este año está mostrando más interés en este terreno. Ha sacado los EarPods para sus nuevos dispositivos móviles como por ejemplo el iPhone 5 o el iPod Touch, pero hasta ahora siempre había incluido los mismos auriculares blancos.

¿Quién no ha enseñado algún vídeo o canción poniendo la mano hueca en el altavoz del móvil para amplificar el sonido? Si se llegan a desarrollar estos auriculares ese gesto tendría los días contados.