Sony acaba de dar una espectacular noticia para los usuarios de un terminal de la más reciente generación de la familia Xperia de la casa, y es que pronto, muy pronto, comenzarán a recibir la actualización a la más reciente versión de Android 4.1 Jelly Bean, con todas las novedades y mejoras que esto supone, como la mejorada interfaz, las renovadas notificaciones y Google Now, por sólo mencionar algunas.

Las actualizaciones comenzarán a llegar desde finales de este año, algo un poco lamentable ya que a finales de este mes de octubre será presentada una nueva versión de Android en conjunto con un nuevo móvil Nexus de Google. La lista de modelos que serán actualizados la encontrarás a continuación:

Es cierto, Sony ha tardado un tiempo considerable en comenzar a hacer llegar Jelly Bean a sus más nuevos móviles, pero no se puede negar que están haciendo un buen trabajo en esta materia (especialmente en comparación con LG y su pésimo soporte), ya que por experiencias previas podemos asegurar que cuando anuncian una actualización, a diferencia de otras empresas, esta llega relativamente rápido, y no meses más tarde. Claro, este es el caso en los modelos liberados, ya que cuando hay un operador de por medio siempre suelen tardar más los usuarios en recibir el "update".

La mala noticia es que Sony ha limitado la versión de Android 4.1 sólo a los Xperia del año 2012, dejando a todos los modelos que nacieron en el 2011 con la versión de Android 4.0.4 Ice Cream Sandwich. Según los japoneses, esto se debe a que los móviles del 2011 "no serían capaces de ofrecer la experiencia de usuario que ellos desean, ya que su rendimiento estaría limitado y no serían capaces de optimizarlo", o sencillamente, no tienen la intención.