¡No te pierdas nuestro contenido!

Finalmente Sony se ha dignado a rediseñar su tienda en línea de entretenimiento a través de sus diferentes consolas de vídeojuegos, la PlayStation Network Store. Y es que si bien desde hace días se hablaba sobre un lavado de cara de PS Store, inclusive algunos voceros de la empresa mencionándolo durante la Tokyo Game Show, el día de hoy Sony nos sorprende al presentar la nueva PlayStation Store, que luce fantástica.

Ciertamente al actual versión de la tienda cuenta con una interfaz muy aburrida, simple y con un fondo azul nada simpático u original, por lo que muchos usuarios de Playstation 3 observaban ese rediseño que le dio Microsoft a la interfaz de Xbox 360 a finales del año pasado, y deseaban algo así para PS3. Pues Sony ahora renueva por completo la interfaz de su tienda de contenido digital, y anuncia su pronta disponibilidad en el mercado.

Los principales cambios en la interfaz denotan que ahora PS Store se divide en secciones para juegos, películas y contenido de televisión en la página principal de la plataforma, sin embargo, la sección de "Novedades" muestra los más recientes lanzamientos independientemente de que tipo de contenido se trate, así como siempre lo ha hecho.

Esta nueva PSN Store se muestra mucho más madura, con una interfaz más ordenada y seria en los menús, pero cuya cada página estará basada en algún personaje de un título, película o vídeo de los más recientes, así como muestra la imagen de cabecera que se centra en el personaje "Connor" del juego Assassin's Creed III, próximo a salir al mercado.

La función de búsquedas también ha sido mejorada por completo, cambiando el teclado que aparecía en pantalla para introducir las palabras claves del contenido que se deseaba encontrar, por una lista vertical de letras con función inteligente de autocompletado para no tener que escribir más de tres o cuatro letras antes de encontrar lo que buscamos.

La nueva PS Store llegará a Europa el próximo miércoles 17 de octubre mediante una actualización de sistema. En Estados Unidos y el resto de América llegará seis días más tarde, el 23 de este mes.