Han pasado ya varios meses desde que Google dio a conocer la nueva versión de su sistema operativo móvil, Android 4.1 Jelly Bean en conjunto con la tablet Nexus 7. Sin embargo, todavía muchos fabricantes están apenas por comenzar a actualizar sus dispositivos a esta versión. El día de hoy, ha sido LG quien anunció su calendario de actualizaciones a Android 4.1, las cuales comenzarán a partir del próximo mes.

Esta empresa en varias ocasiones ha sido muy criticada por el tiempo que tarda en actualizar sus smartphones a las más recientes versiones de Android, o peor aún, al dejar a muchos de sus terminales sin la posibilidad de recibir estas actualizaciones. En este caso, lamentablemente no parece ser la excepción.

Primeramente anuncian que en algún momento del mes de noviembre comenzarán actualizando el LG Optimus LTE II, un terminal que ni siquiera ha salido de Corea del Sur, su país natal. Luego seguirán el mes de diciembre al actualizar el nuevo LG Optimus G que presentaron durante la pasada IFA 2012. Para finalizar, anuncian que los LG Optimus Vu y el nuevo LG Optimus Vu II tendrán que esperar hasta el primer trimestre de 2013 para recibir su actualización.

Por si fuera poco, "se les ha olvidado" anunciar la actualización del LG Optimus 4X HD, un terminal que presentaron en la pasada MWC 2012 como su smartphone estrella y aparentemente se queda sin actualización a Android Jelly Bean. Increíble.

Nuevamente LG confirma su fama de dar un pésimo soporte a sus usuarios, dejando por fuera de la última versión del sistema operativo a la mayoría de los terminales que lanzó este año como los Optimus L7 y Optimus L5, por sólo mencionar algunos, y además tardará una enorme cantidad de tiempo en actualizar los que si ha anunciado.

Es sorprendente como una empresa que puede crear terminales tan fantásticos puede dar tan mal soporte, más aún cuando todo indica que serán los responsables de la fabricación del próximo Nexus de Google que llegaría con una nueva versión de Android.