La semana pasada salió a la venta el nuevo gran objeto de deseo de la manzana: el iPhone 5. Es un teléfono que nunca pasa desapercibido. Cada vez que sale un nuevo modelo se forman colas interminables para conseguirlo antes que nadie, y con este, que no iba a ser menos, ha pasado lo mismo. Además, vendió 5 millones de unidades el primer fin de semana.

Primeras impresiones


En cuanto lo cogemos en la mano nos sorprende su ligereza. Pesa un 20% menos que su predecesor, el 4S, pero se nota mucho. Toda su tecnología está reunida en 112 gramos. La pantalla ha crecido, llega a las 4 pulgadas, dejando de lado la típica de 3,5 pulgadas que tenían todos los anteriores modelos. Su diseño, por tanto, es un poco más alargado. Ese plus de pantalla permite ahora tener 5 filas de iconos en el escritorio. Además, se nota en la navegación. Ahora vemos una porción más grande de las webs, tenemos que bajar menos veces ya que cabe más contenido. Si lo examinamos detenidamente vemos que la parte de atrás ha cambiado también. Hay tres franjas distinguidas, arriba y abajo negras, y la del centro, la más grande, gris. Se siente bien en la mano y el aluminio de la parte trasera le otorga una sensación distinta. Al parecer el modelo negro es más sensible a rayas y arañazos porque se le va la capa de pintura dejando ver el aluminio de debajo, en nuestras pruebas sin embargo no hemos notado ninguno de estos problemas.

Pantalla

A parte de ampliar el tamaño de la pantalla, está también ha mejorado. Y eso se nota significativamente cuando la comparamos con un iPhone 4S. El nuevo teléfono tiene unos colores más saturados, más intensos respecto a su predecesor. Los negros los veremos más negros y los blancos más blancos. La pantalla tiene 4 pulgadas y una resolución de 1.113 por 640 píxeles con 326 ppp manteniendo así la pantalla Retina. ¿Se nota la diferencia con respecto a la del 4S? Sí, se nota, un 44% más de saturación de color y esa media pulgada extra de pantalla convierten la experiencia en algo completamente diferente, un buen añadido por parte de Apple.

Cámara

Aunque aparentemente la cámara del iPhone 5 pase desapercibida ya que sigue teniendo una resolución de 8 megapíxeles, como el modelo anterior, la han mejorado bastante. El punto débil de la mayoría de las cámaras de smartphones son las fotos en ambientes de poco luz. Esas fotos suelen ser reconocibles debido a su gran nivel de ruido. En AppleWeblog la han comparado con la del 4S. Otra cosa que le han añadido por fin, después de que muchos móviles de la competencia lo implementasen por defecto desde hace bastante tiempo son las panorámicas. Esas fotos que consisten en sacar varias tomas y luego solaparlas para obtener una imagen más grande. Esta última característica funciona muy bien y es muy intuitiva, aunque se echan en falta opciones avanzadas de otros terminales.

Experiencia de uso

El procesador A6 que monta el nuevo gadget de Cupertino le otorga más velocidad. El tiempo de respuesta es menor ya que procesa en menos tiempo. Eso en el uso diario se agradece mucho, ganar unos segundos siempre será algo bueno. He hecho la prueba con el iPhone 5 y el 4S, por supuesto estaban conectados a la misma red WiFi para que estuviesen en igualdad de condiciones. He puesto los dos al lado, he abierto los mapas, he escrito "Puerta del Sol" y le he dado a buscar en los dos al mismo tiempo y... el iPhone 5 le ha sacado varios segundos de ventaja al 4S. Los mapas de iOS han sido sometido a duras críticas, la polémica ha sido tal que Tim Cook se ha visto en el deber de tener que pedir disculpas a los usuarios y decirles que lo arreglarían lo antes posible.
Una función que trae iOS 6 bastante novedosa y útil para nuestras vidas ajetreadas es la función de "No molestar". No se parece a la función avión, en desactivar los datos o lo que sea. Consiste en no notificar nada, que la pantalla no se encienda y que el móvil no vibre. Por supuesto, cuando luego lo volvamos a coger y lo desbloqueemos veremos todas nuestras notificaciones.

Conectores

En cuanto al puerto minijack, han cambiado su emplazamiento, ya no está arriba, ahora se sitúa abajo a la izquierda del puerto Lightning. Este nuevo conector es mucho más pequeño que el anterior conector estándar de Apple de 30 pines, bastante menos que un usb normal. Este cambio ha causado algo de polémica puesto que existía todo un ecosistema en el mercado alrededor del conector, había despertadores, cadenas de música y un largo etcétera. Para cubrir esa necesidad, Apple ha sacado adaptadores para no dejarles colgados.

Conclusiones

9/10

Si bien es difícil mejorar algo con lo que la gente está muy contenta, los chicos de Cupertino han conseguido ir un paso más allá. Han ampliado y mejorado la pantalla notablemente para ofrecer una mejor calidad de uso al usuario final. Además, el plus ese de velocidad que tiene gracias al procesador A6 se nota mucho en el uso diario, un tiempo de respuesta menor siempre es bienvenido.
La cámara también ha evolucionado, es una parte del dispositivo bastante importante para los que nos gusta mucho la fotografía y deseamos tener a mano en el bolsillo la mejor cámara posible y estar listos para disparar en cualquier momento.
El nuevo iPhone 5 de la gran manzana es un dispositivo capaz de satisfacer la mayoría de las necesidades comunicativas de las personas de la mejor forma posible. No me cabe duda de que aunque muchos estén desilusionados porque, como dicen, "no hay una gran innovación", este nuevo terminal marcará un nuevo record de ventas y será el gadget preferido para muchas personas estas Navidades.