Todos somos conscientes de que en el mundo de la tecnología todo avanza muy rápido, incluso a veces más de lo que nos gustaría. En el caso de las cámaras, los sensores son cada vez más pequeños y mejores y hemos llegado a tal punto que algunos móviles tienen una calidad de imagen superior a las compactas de hace unos años.

Esa es una conclusión a la que ha llegado el equipo de DxOMark después de comparar un montón de cámaras de dispositivos móviles tales como smartphones y tabletas. De hecho, han publicado un artículo en el que a primera vista constatan que los teléfonos inteligentes de hoy día superan a las cámaras compactas de hace 5 años.

Cuentan algo muy importante que todo fotógrafo debería saber pero muchos usuarios de a pie desconocen y es que cuantos más megapíxeles tenga una cámara no significa necesariamente que tenga una calidad e imagen mayor. Al haber muchos píxeles pequeños en un sensor de pequeñas dimensiones, estos absorben menos cantidad de luz, lo que se traduce en fotos con más ruido. Muchos dispositivos móviles tienen filtros y procesan las fotos automáticamente con el propósito de reducir el ruido pero a veces eso deriva en pérdidas de detalle y de textura. Es necesario saber donde fallan las cosas para intentar mejorarlas.

El Nokia 808 PureView tiene 41 megapíxeles, uno de los mejores móviles en el mercado fotográficamente hablando, gana por poco a la Canon Powershot G9 de gama alta. También han hecho pruebas de vídeos y sorprendentemente el Galaxy S III de Samsung supera a la Canon Powershot S100 y eso que se trata de un modelo bastante reciente en el mercado con una excelente calidad de imagen como sabréis los que la hayáis probado.

Estas conclusiones de DxoMark son un avance de todas las que publicarán dentro de unas semanas, tal y como comunican en la nota de prensa. Estaremos atentos ya que estámos seguros de que los resultados serán sorprendentes.

Foto: DxOMark