Pensando en todos aquellos de vosotros que necesitáis almacenamiento en gran escala a cualquier hora del día y que no queréis tener permanentemente encendido un ordenador para poder acceder a ella, tenemos hoy en nuestro particular taller uno de los discos más potentes de Western Digital. Me refiero a la unidad de almacenamiento en red My Book Live Duo, el hermano mayor del recientemente analizado My Book Live.

Con el My Book Live Duo estamos ante una completa suite de almacenamiento en red, equipada con dos discos duros, que nos aseguran la máxima fiabilidad de nuestros datos y que al mismo tiempo está pensada para todas aquellas personas que no desean complicarse la vida con dificultosas instalaciones, menús e interfaces incomprensibles para el común de los mortales. Disponible en versiones de 4TB y 6TB, WD nos ha cedido para su análisis la primera de las mismas, pero todo lo dicho aquí serviría para cualquiera de las dos. Comencemos como suele ser habitual, recapitulando al equipo que tenemos entre manos.

Características Técnicas

  • Basado en un procesador PowerPC a 800MHz y 256MB de Ram
  • Equipa dos HDD Caviar Green WD20EARX de 2TB cada Uno
  • Interface SATA2
  • Formato de archivos ext3
  • Puerto Gigabit Ethernet
  • Conexión USB 2.0
  • Servidor DLNA/UpnP
  • Compatible con Time Machine
  • Acceso remoto desde iPhone/iPad
  • Consumo de 15W

El Contenido

El contenido con el que nos encontraremos nada más abrir la caja no puede ser más espartano: El NAS, su alimentador, un CD de instalación y una mini guía rápida que poco explica sobre la configuración posterior del equipo. Eso sí, Western Digital ha tenido la deferencia de incluir de serie un cable Ethernet, por lo que podrás conectarlo a tu red nada más abrirlo. Para poder comenzar a utilizarlo, necesitaréis descargaros el manual completo de la página del fabricante (PDF) donde podréis conocer las interioridades del funcionamiento del equipo, gestionar usuarios, añadir o quitar permisos, activar el servidor FTP y muchas cosas más.

Con un tamaño de 10x17x15cm, estamos ante un equipo bastante comedido para incluir en su interior dos discos duros de 2TB Caviar Green (2 HDD de 3TB en la configuración de 6TB). Equipado con toma Ethernet a 10/100/1000, conector de alimentación y puerto USB 2.0; poco más será lo que podrás ver en el sistema, por lo que para aquellas personas que no quieren complicarse la vida es el equipo ideal. Para los más manita, decir que el acceso a las tripas del sistema no puede ser más sencillo: sólo hay que pulsar sobre la pestaña superior del NAS, para acceder a las bahías de los dos discos duros. De fácil extracción, podemos ver que son de la variedad Caviar Green del fabricante: silenciosos, de bajo consumo y extrema fiabilidad.

Eso sí, para los que ya se lo estén pensando, al parecer este equipo no soporta la actualización de los discos por otros de mayor tamaño. Es decir, que si te compras un equipo con dos discos de 2TB, luego no podrás intercambiarlos por otros nuevos de 3TB y así "actualizar" el equipo hasta los 6TB. Lo se, es una pena, pero es lo que hay. Por los suburbios de Internet hay gente que dice haberlo conseguido mediante algunos parches... pero lo que es soporte oficial del fabricante para dicha actualización, no la hay.

El NAS

En cuanto a la utilización del sistema de almacenamiento, ésta no puede ser más sencilla. Compatible con los modos Raid 0 (se suma el tamaño de ambos discos, usándose ambos a la vez indistintamente), Raid 1 (copia en espejo de los mismos datos en ambos discos, quedando útiles sólo 2TB) y JBOD (se usa el segundo disco sólo cuando el primero se llene), el equipo viene configurado de fábrcia en este último modo, siendo algo más seguro que el primero de ellos. Para poder tener acceso a nuestro nuevo sistema de almacenamiento, tan sólo lo hemos de conectar por un lado a la corriente y por otro a nuestro router. Listo. El NAS se configura el solito mediante DHCP y nos aparecerá una nueva unidad en red con carpetas compartidas ya predefinida para audio, video y música.

Indicar que si lo deseas, te puedes saltar el router (por si tienes cuellos de botella) y conectarlo directamente a tu PC mediante la toma Ethernet. Para ello, primero has de configurarlo en modo IP Fija, en un rango de IP compatible con el de tu ordenador y listo. Te aparecerá en la red de tu equipo la nueva unidad como en el caso anterior y así te aseguras de que siempre conectarás a la máxima velocidad posible.

Hablando de velocidades, el sistema cuenta con una toma Ethernet Gigabit, siendo compatible con redes 10/100/1000. Para saber en qué tipo de red te encuentras sólo hay que mirar la toma de red del NAS: si el LED es de color naranja, estarás "sincronizando" en el modo 10/100. Si es verde, lo estarás haciendo en modo 1000. En diversas pruebas hemos podido transferir archivos de unos 15GB de tamaño a velocidades cercanas a los 45-50Mb/s (siendo normales unos 38MB/s), teniendo picos puntuales de hasta 90-100Mb/s. Vale que el fabricante afirma que estamos ante un equipo de 100MB/s, pero como todos sabemos las velocidades anunciadas son medidas en condiciones "perfectas", bajando bastante en situaciones reales de utilización. De todas formas, transferencias de 50Mb/s están más que bien para un equipo de este rango de precio.

Pero esto no es todo, ya que el My Book Live Duo también se puede utilizar como servidor de medios. Para ello no sólo tenemos un completo servidor DLNA, sino también soporte para UPnP, por lo que podrás compartir rápidamente y sin complicaciones tus películas, música o fotos favoritas en todas tu red. Y hablando de fotos, Western Digital facilita el visionado de las mismas en tus dispositivos móviles como Smartphones o tablets, gracias a dos aplicaciones para sistemas tanto Android como iOS totalmente gratuitas: WD Photos (iOS-Android) y WD 2go (iOS-Android), permitiendo esta última además acceder en movilidad (incluso desde cualquier PC, mediante el servicio WD2Go online de WD) a cualquier tipo de archivo que tengas almacenado en el sistema.

Para todos aquellos que necesitéis conecta discos adicionales de forma momentánea a la red, os será de utilidad el puerto USB 2.0 integrado, que permite que cualquier dispositivo que se conecte a él aparezca compartido en nuestra red doméstica. Por último y no menos importante, indicar que el sistema cuenta con su propio gestor de copias de seguridad y que sí, por una vez y sin que sirva de precedente, estamos ante un equipo compatible con Time Machine de Apple.

Conclusión:

8/10

En definitiva, estamos ante un gran sistema de almacenamiento en red, tanto para pequeñas oficinas como para hogares con un gran consumo de datos. Con una extremadamente sencilla puesta en servicio y sin complicadas configuraciones, estamos prácticamente ante un sistema de enchufar y listo. Así que si lo que buscas es gran cantidad de almacenamiento, sin complicaciones este es tu equipo. Esí sí, si eres un manitas y pretendes meterte en sus tripas, cambios de discos y demás cosas por el estilo; quizás los equipos de QNAP o Synology sean más adecuados a tus necesidades.

Como puntos flacos, la ausencia de puertos USB 3.0 y eSATA, así como su propensión a calentarse de más bajo situaciones de mucha carga de trabajo. Con precios oficiales de 369,90 € para el modelo de 4TB y 449,90 € para el modelo de 6TB; estamos ante dos equipos muy competitivos para las prestaciones ofrecidas.

A Favor:
* Facilidad de uso y acceso interno a los HDD
* Modos Raid 0/1 y JBOD
* Compatible con Time Machine
* Servidor DLNA

En Contra:
* No se puede "ampliar" la capacidad
* Temperatura algo elevada algo en situaciones de mucho trabajo
* No contar con aplicaciones instalables
* Se echa en falta puertos Thunderbolt, eSATA o USB 3.0

Galería­ de imágenes