¡No te pierdas nuestro contenido!

El mouse G600 de Logitech es la respuesta de la marca para los deseos de tantos jugadores de MMO en el mundo. Estos gamers habían tenido que conformarse con el Razer Naga (curiosamente de un diseño muy parecido al G600) si querían contar con la mayor cantidad de botones posibles en el ratón. Ahora, a partir de principios de Julio y por la no-tan-módica cantidad de 79,99€, los gamers tendrán una buena alternativa y el Razer Naga, una gran competencia.

Logitech mouse G600

En Gizmología hemos podido probarlo unos días antes de que salga a la venta para poder traerles un análisis exhaustivo sobre el ratón y ayudarles a tomar la decisión de si comprarlo o no.

Cabe aclarar que soy jugadora de World of Warcraft desde 2006, cuando todavía era Vanilla, y he jugado con varios ratones desde entonces.

Configuración

  • Es plug & play
  • No existe software de configuración avanzada para Mac OS X

Logitech Gaming Software G600

Al sacar el mouse de la caja y descubrir todos los botones que tiene, la primera impresión como gamer es de ganas absolutas de entrar al juego y probar si es cierto que el desempeño mejora o no con el G600.

Aunque es cierto lo que Logitech afirma al decir que es conectarlo y jugar (no hacen falta drivers para configurarlo), en mi caso al conectarlo directamente, el ordenador lo detectactaba como teclado en vez de mouse y por tanto dejaba de funcionar el propio teclado del ordenador. Lo que hice fue desconectarlo, entrar a World of Warcraft y una vez dentro del juego lo volví a conectar y ahí si lo reconoció como ratón.

Mientras probaba eso decidí seguir también las indicaciones del manual de instrucciones y fui a la página web www.logitech.com/support/g600 para bajar el software del mouse y configurarlo desde ahī. Lamentablemente no hay software disponible para Mac OS X, solo Windows Vista, Windows 7 y Windows 8.

Este es el disclaimer que Logitech coloca en un tamaño de letra ileible en la parte trasera de la caja:

Algunas opciones de configuración de perfiles requieren la activación de Software Logitech para juegos y no se admiten en sistemas operativos basados en Linux y versiones anteriores de Windows.

Este software no se trata de un driver sino un programa que te ayuda a crear múltiples perfiles de configuración para el mouse, una característica del G600 que aquellos usuarios de Mac no podrán utilizar. Por tanto, la única forma de configurar los botones del mouse en Mac OS X es mediante las propias opciones de key binding de los juegos MMO. Uno de los grandes fallos del G600.

Ergonomía y Funcionamiento

  • Es cómodo de usar
  • 12 botones para el pulgar es demasiado, 6 sería la cantidad perfecta.
  • Las últimas dos hileras de botones para el pulgar son incómodas de pulsar.
  • Es muy fácil reconocer los botones a través del tacto sin tener que verlos.
  • Puede usarse perfectamente con o sin alfombrilla.

Logitech G600 Ergonomía

La localización de los botones principales y la separación entre ellos es ideal para la comodidad de la mano y el uso del ratón. En el caso del tercer botón (que cumple la función de una tecla Alt), aunque también cuenta con un lugar ideal para el dedo anular añade una dificultad extra al usar el ratón porque limita el verdadero agarre del dispositivo al dedo meñique y es muy fácil pulsarlo accidentalmente. La solución ideal sería que pudiera ajustarse la sensibilidad del botón.

En el caso del pad numérico para el pulgar no terminan de lograr completamente que el acceso a los botones sea cómodo y fácil. Las últimas dos hileras de botones son un poco incomodas de pulsar, no porque los botones sean duros sino porque hay que doblar bastante el pulgar para llegar a ellos. Sin embargo, este mismo pad posee una de las mejores características ergonómicas del mouse que es el relieve de los botones numéricos que facilitan muchísimo el reconocimiento de cada botón a través del tacto sin necesidad de verlos.

El DPI es muy modificable (en el Modo 3) lo que permite una gran personalización en la rapidez de respuesta del mouse ante el movimiento, adaptable para todos los gustos. Por otra parte los botones son muy suaves de pulsar lo cual hace posible ir cambiando entre ellos a un ritmo muy rápido. Y otra buena característica del G600 es que se desliza perfectamente con o sin alfombrilla.

En cuento a la guerra eterna de los zurdos luchando por ser reconocidos por las grandes marcas de dispositivos puedo decir lo siguiente: en este caso, no ganan ninguna batalla, el G600 sólo puede ser usado con la mano derecha. Pero, siempre hay excepciones a la regla, y si yo siendo zurda he podido usarlo y jugar con el perfectamente, estoy segura que muchos otros zurdos podrán.

Diseño

Logitech G600 diseño

El diseño ha decidido volcarse completamente en la comodidad de agarre, en la suavidad al tacto y en contar con la mayor cantidad de botones posibles.

En general se trata de un diseño bastante sobrio en comparación al Razer Naga, que pecaba de demasiado llamativo con figuritas y colores muy brillantes en varias partes del ratón. En el caso del G600 los colores brillantes solo están presentes en el teclado numérico para el pulgar y cubren la función de identificar los modos de configuración del ratón.

Una característica curiosa es que no sea un mouse inalámbrico, cuando si lo fue su versión anterior, el Logitech G700. También curioso que el cable parezca un cordón de zapato, nada elegante, pero lo bueno es que no se ensuciará o enrrollará igual que otros cables, además de olvidarnos por completo de recargar la batería.

Modos

  • El mouse ofrece un personalización de fábrica para dos tipos de juego y dos formas diferentes de jugar, capaz de adaptarse a las mañas de cualquier gamer.
  • Cambio rápido y fácil entre modos con el botón G8.
  • El botón G8 no puede tener ningún otro valor que el cambio de modo.
  • Fácil identificación de los modos mediante las luces del teclado numérico.

Logitech G600 Modos

Antes de empezar a asignarles acciones a los botones es importante tener en cuenta cual modo de configuración de los tres disponibles es el que mejor nos conviene. El mouse tiene un boton (G8) dedicado exclusivamente para alternar entre modos lo cual está bueno si no puedes instalar el software del mouse pero por otro lado es la pérdida de un botón ya que no se puede reconfigurar para cualquier otra acción.

Además, aunque el botón G8 permite un cambio muy fácil y rápido entre modos, dudo mucho que alguien quiera ir cambiándolos durante el juego. Ya cuesta bastante tiempo de adaptación el acostumbrarse a todos los botones y memorizarse todas sus acciones como para tener que hacerlo con dos o tres modos diferentes. De todas formas seguro hay algun genio de la memoria motriz que es capaz de usar los tres modos a la vez en un mismo juego y sacarle el máximo provecho de configuración al ratón… yo lamentablemente, no soy una de ellos.

Otra característica destacable es la forma de identificación de cada modo, que se representan a través de los colores del teclado numérico del ratón. Es decir, si colocamos el mouse en Modo 1, los botones se iluminaran en un ciclo de muchos colores, en Modo 2 solo se iluminarán de color blanco y en Modo 3 con un color verde intermitente.

La primera prueba la realicé en el Modo 1 = MMO Principal y después de haber terminado de asignar las acciones me di cuenta que el boton G9 (el primero del teclado numérico del mouse) realizaba la misma acción que los números del teclado del ordenador. Es decir, en vez de tener 12 botones más en los cuales asignar acciones, sólo tenía una segunda forma de realizar las mismas acciones. No podía asignar los números del mouse y los números del teclado a diferentes acciones.

Decidí probar el Modo 2 = MMO alternativo y este si me permitió asignar diferentes acciones a los números del mouse que las de los números del teclado. En este caso los del mouse coincidirían con el teclado numérico alternativo que tienen algunos teclados al extremo de la derecha. Esta sería la única diferencia entre los dos primeros modos.

El Modo 3 = Juegos Genéricos es el único que permite el cambio de DPI directamente desde los botones del mouse mientras juegas. Con el botón G7 puedes ir rotando entre 400, 1200, 2000 y 3200 DPI; y mediante los botones G15 y G18 del teclado númerico del ratón se puede ir aumentando o reduciendo el DPI con más precisión. Este modo, como bien explica su título, es óptimo para juegos mucho más básicos que los MMO porque no permite tanta configuración de los botones como los anteriores modos, en los cuales si se puede usar el botón 3 como si fuese un Alt y asignarles un segundo valor al resto de los botones.

G600 en acción dentro de un MMO

  • Demasiados botones, se terminan usando sólo 6 de los 12 botones disponibles para el pulgar.
  • Sin embargo, ofrece muchísimas ventajas y posiblidades para el juego.
  • Es complicado acostumbrarse a usarlo pero una vez que se le encuentra el truco es excesivamente cómodo y útil para jugar.

Asignar key bindings al Logitech G600

No voy a mentir, es complicado adaptarse a tanto botones. Si ya usas un mouse para gamers estoy segura que no te costará tanto la adaptación a los 20 botones que si usas un ratón de tres o cuatro. Pero aún así, no debe ser fácil.

Cómo todo en esta vida, es cuestión de práctica y adaptación. Una buena idea es realizar acciones sencillas dentro del juego para ir acostumbrandose a usar los botones e ir dejando la reacción natural de usar el teclado para todo. Yo no lo hice y decidí hacer un dungeon en World of Warcraft, para más colmo, con una rama de talentos que no termino de dominar. Sumen eso al intentar recordar las múltiples acciones de todos los botones, obligarme a dejar de usar el teclado y no entrar en pánico en el intento. En resumen: no lo logré y fue un caos total. Por eso, practicen algo sencillo antes hasta que le encuentren el truco y se sientan lo suficientemente cómodos como para ir a matar a Deathwing.

Usos alternativos fuera de los juegos

  • Demasiados botones para un uso básico del ordenador.
  • Gran adquisición si se pretende configurar para usar con programas como Photoshop o Autocad.

Logitech G600

Dentro del juego las ventajas del G600 son infinitas, fuera de él, los 20 botones resultan excesivos. Cómo Logitech no ofrece ningún software de configuración para Mac, decidí recurrir a USB Overdrive para tratar de personalizar el ratón lo más posible fuera de los juegos y logré asignarle acciones a la modesta cantidad de ¡7 botones!

Es decir, 13 botones que me sobran en el mouse mientras no estoy jugando. Aún así es una mejora importante y se agradece poder tener unos cuantos botones extra.

Lo que tampoco puedo dejar de comentar es que una muy buena forma de usar al máximo el potencial del G600 es configurando el teclado numérico con acciones básicas para programas como Photoshop o Autocad.

Conclusión

Los mouse para gamers deben ofrecer varias cosas: han de ser cómodos de manipular, deben tener más botones de lo normal para ser asignados individualmente a acciones muy usadas dentro del juego, tiene que ser posible personalizarles el DPI y no quedarse sin batería a la mínima. Honestamente creo que el G600 cumple todos estos requisitos y es una gran compra para cualquier gamer que se precie, sin embargo, la cantidad de botones es un poco excesiva y algunos son relativamente incómodos.

El G600 es un mouse que posee la asombrosa cantidad de 20 botones en total pero si haces una cuenta y los multiplicas por los 3 modos de configuración más la suma de los botones extras que puedes conseguir al usar el modo G-Shift del botón 3, el resultado si que es exagerado. Según Logitech podrían llegar a asignarse hasta 108 botones diferentes en un mismo juego. Mi opinión: es demasiado.

Mi conclusión definitiva sobre el G600 es que es un muy buen ratón pero también bastante excesivo, demasiados botones y demasiado caro. Si yo fuera una gamer entregada y jugara muchas horas al día, seguramente invertiría en el G600. Pero siendo casual gamer, opino que honestamente no hace falta.

7/10