¡No te pierdas nuestro contenido!

A comienzos de abril se manejaban informaciones sobre un retraso de la nueva tableta estrella de Samsung, Galaxy Note 10.1, con el fin de hacer modificaciones internas para ganar una buena dosis de rendimiento. Los últimos datos filtrados parecen confirmar este detalle, y muestran una renovada Galaxy Note 10.1 con el SoC quad-core Exynos 4412 que podemos ver en el smartphone más avanzado del fabricante coreano, Galaxy S III. Este nuevo procesador le da una ventaja considerable a la tablet de 10 pulgadas, aunque no llega sólo por ese frente la mejora; la otra gran novedad que incorpora la nueva generación de chips Exynos es la unidad gráfica ARM Mali-604T, capaz de duplicar el rendimiento de los dispositivos más avanzados de la compañía.

Samsung Galaxy Note 10.1 fue anunciado por primera vez durante el Mobile World Congress que se celebró en el mes de marzo, y por aquel entonces mostraba un SoC más humilde, con dos núcleos Cortex-A9 a 1.4Ghz, suficiente para mover con soltura cualquier tipo de aplicación disponible para Android, sin embargo el nuevo chip quad-core en conjunto con los gráficos de alto rendimiento hacen que el dispositivo destaque por prestaciones entre el gran catálogo de tablets Android del mercado. NordichHardware se ha hecho con algunos de los resultados — ya no disponibles online — de la nueva Note y desde el sitio web sueco están poco menos que impresionados. En sus palabras, Galaxy Note 10.1 deja "en ridículo" a cualquier otro dispositivo bajo el benchmark Basemark ES 2.0 Taiji. La nueva tablet de Samsung que se espera para el mes de junio es capaz de mover nada menos que 61,4 megapixels por segundo, un 80% por encima de Galaxy S III y más del doble que HTC One S, que integra un SoC Qualcomm Snapdragon S4 con GPU Adreno 225.

Lo asombroso es que la cantidad de fotogramas por segundo alcanzada por Galaxy Note 10.1 podría verse limitada por el uso del VSyn en la pantalla del dispositivo (lo que explica que prácticamente clave 60fps) lo que indica que la diferencia podría ser incluso mayor en términos de potencia bruta, con respecto a otras tablets y smartphones. Mali-604T, la nueva GPU utilizada en la serie 5 de Exynos es la principal responsable de este interesante resultado, con hasta 5 veces el rendimiento de la anterior generación según la propia ARM, algo que acerca cada vez más los dispositivos basados en plataforma ARM a los equipos tradicionales x86, que hasta ahora, incluso en formato compacto, llevaban la delantera. Este chip gráfico también se integrará en las próximas tablets de Samsung, y tendrá la tarea de mover las resoluciones superiores a 1920x1080 que utilizarán los nuevos paneles, trabajo que realmente pondrá a prueba la eficiencia de la GPU frente a la única otra tableta de gran resolución, el nuevo iPad. ¿Estará Samsung a la altura?