Dell está haciendo un gran trabajo con los Ultrabook, en primer lugar está ofreciendo equipos con diseño diferente al Macbook Air —la principal pega de los problemas de comparación—, además de que está optando por diferentes modelos dependiendo del usuario. Que estén anunciando bajo perfil un Ultrabook empresarial no debe sorprendernos por las declaraciones sobre la mayor atención a este campo, sin embargo, es obvio que no deja de llamar mi atención y por eso debemos hablar de este nuevo equipo.

Dell Latitude 6430u se suma a la nueva categoría de Ultrabooks de 14, nueva porque es una categoría que se crean las mismas empresa y sale del tamaño en que se presentaron por primera vez estos equipos. De cualquier manera es válido sin ser tan estrictos porque tiene poco peso además de ser bastante delgada y potente, lo que se espera realmente. A primera vista nos encontraremos con que pantalla lleva resolución de 1366×768 píxeles, mientras que el diseña se presenta con grosor de 20.9 milímetros y peso de 1.7kg.

Sobre el hardware, Ivy Bridge vPro en cualquier de sus versión (Core i3, i5 o i7) podría ser configurada junto a un máximo de 8GB de RAM y almacenamiento en SSD de 256GB. Un punto interesante del diseño, es que además de estar fabricada en aluminio, permite fácil acceso a la batería y a la unidad SSD, por lo que podrán ser removidas por cada poseedor sin mayor problema. Actualmente la mayoría de las Ultrabooks son un dolor de cabeza a la hora de querer cambiar la batería o intentar aumentar la capacidad de almacenamiento, lo cual es un plus porque como usuario así no pensemos en hacer cambios poco después de comprarlas tener latente esa posibilidad siempre deja buena impresión.

Al igual que equipos empresariales, Dell incluyo lector de huela y software de seguridad y respaldo, supongo que además de servicios en la nube para respaldos. No hey precio o fecha de salida, pero debería estar disponible en breve con un precio superior a los Ultrabook con la versión "mobile" de Ivy Bridge.