¡No te pierdas nuestro contenido!

La compañía de Redmond muestra una confianza sólida en las posibilidades de su nuevo sistema operativo, Windows 8; tanto es así que asegura que será capaz de arrebatar una parte muy importante de la cuota de mercado al omnipresente iPad en un periodo aproximado de un año. La compañía de Steve Ballmer trabaja en estecha colaboración con Intel para desarrollar una plataforma fiable de tablet PCs basadas en la próxima versión de Windows, y como meta se han marcado reducir las cifras globarles de la única tablet de Apple del 70% que ocupa actualmente, hasta situarlas por debajo del 50% a mediados del año 2013, según la cadena de ensamblado de Taiwán.

Windows 8 se lanzará en distintas versiones para procesadores de arquitectura x86 en septiembre, y más adelante llegará la versión optimizara para procesadores ARM, llamada Windows RT, según distintas fuentes. En su versión tradicional, Windows 8 llegará a estar presente hasta en 32 tablets distintas desarrolladas por las más importantes compañías: Acer, Asus, Dell, HP y Toshiba, que lanzarán sus respectivos modelos antes del final de este mismo año. Concretamente, Lenovo y Acer planean dispositivos variados entre los 300 y 1000 dólares, diferenciándose principalmente en las especificacions y prestaciones, para cubrir el mayor abanico de consumidores posible. Modelos por debajo de los US$300 competirán contra las tablets Android y las inevitables tabletas llegadas del este bajo rebranding, mientras que los modelos por encima de los 300 dólares plantarán cara a las dos generaciones iPad que por el momento coexisten en el mercado.

Según la opinión de Intel, la fuerte presencia de Lenovo en el sector educativo y en las tablets para profesionales en el mercado chino serán la clave para las ventas globales de dispositivos móviles basados en Windows 8, de acuerdo con las fuentes de DigiTimes. Por el momento, estas estimaciones cuentan tan sólo los dispositivos basados en x86, y a esto habría que sumar el rendimiento de las tablets Windows RT, que con un hardware más adaptado a los formatos móviles deberían tener también su parte de éxito, si es que finalmente Windows 8 conquista el corazón de los consumidores. Yo estoy todavía indeciso entre plataformas, pero tengo muchas esperanzas depositadas en la interfaz Metro.