Si eres un fanático de la calidad de imagen, en más de una ocasión puede que los sistemas que integran en sus equipos los diferentes fabricantes no sean de tu agrado. Muchos ellos se incluyen para intentar mejorar la imagen final, pero en relidad lo que consiguen es una merma de la calidad y definición de dicha imagen al añadir etapas intermedias que incluyen diversos procesamientos de la imagen inicial. Eso parce ser el caso de la última cámara presentada por Canon, la recientemente anunciada 5D Mark III: al parecer en su electrónica incluye un filto paso-bajo que no es del agrado de los puristas de la imagen. O por lo menos, no lo es para el fotógrafo James Miller, que buscando la mayor calidad de imagen posible, no se le ha ocurrido otra cosa que abrir su flamante 5D Mark III para sacárselo.

Sí, como lo oyes. No contento con la calidad de imagen de fábrica, se armó de valor, abrió su recién comprada supercámara y le quitó el filtro paso-bajo causante de una cierta pérdida de calidad en la imagen final. Los resultados son más que interesantes, puesto que se puede apreciar un aumento del detalle en la foto, aunque quizás tampoco tan exagerado como para que compense el perder la garantía o que te la puedas cargar en el intento. En todo caso, si eres de los puristas de las imagen, bueno es saber que siempre puedes intentar este peculiar acercamiento para conseguir una imagen final lo más pura posible. Para los que quieran intentarlo, en Philipbloom.net tienen todos los detalles

Galería­ de imágenes