Vender consolas es lo más común del mundo. Una nueva sale, alguien quiere la vieja, hacemos la transacción y problema solucionado. Lo que se hace cuando se realizan estas ventas de dispositivos usados, al menos cuando la consola lo permite, lo que se hace es resetearla para que el nuevo dueño no tenga toda tu información en el equipo.

Ahora una investigación determinó que con las Xbox 360 esto de volver todo a las settings de fábrica no es suficiente para eliminar toda la información personal. En una entrevista con la gente de Kotaku la investigadora Ashley Podhradsky, de la Universidad de Drexel, dijo que su equipo pudo rescatar información de la tarjeta de crédito que, supuestamente, había sido eliminada a través de esa opción que tiene la Xbox.

El software que utilizaron les dio acceso a los archivos y carpetas de la consola permitiéndoles extraer la información que había sido limpiada.

Podhradsky dijo que Microsoft hace un gran trabajo protegiendo la información de su propiedad pero que hace uno bastante malo protegiendo la de sus usuarios.

Cuando uno formatea una consola, como sucede con un sistema con Windows, indica que toda la información será eliminada. En realidad eso no es correcto porque la información todavía está disponible.

Para que verdaderamente se elimine toda la data de manera correcta hay que conectar la Xbox a un ordenador y utilizar un software Darik's Boot & Nuke. No queda más que decir que esto es una verdadera vergüenza.