Todos aquellos que estuvieran esperando el nuevo servicio de Samsung que iban a lanzar para pelear contra iCloud van a tener que seguir esperando porque se anunció que fue retrasado de manera notable.

El problema detrás de todo esto es que la gente de Samsung había pedido la creación de una infraestructura que, en un principio, habían comenzado a desarrollar pero, después, terminaron dándose cuenta que era imposible de llevar a cabo y que, además, no podría soportar a todos los usuarios del mundo con teléfonos Samsung. Por este motivo comenzaron a trabajar con Amazon. No se sabe si para usar los servicios que ellos poseen o si para que los ayuden a crear los propios.

Por ahora no se anunció cuándo será lanzado S-Cloud pero al parecer todo indica que el retraso será uno de los importantes ya que tienen que implementar una infraestructura que soporte usuarios a nivel global.

Esto es lo que dijo una fuente anónima:

Toma una cantidad considerable de tiempo para preparar un servicio de nube. Por ejemplo, Apple empezó a trabajar en iCloud cuando lanzó el iPhone 3.