Cuando pensábamos que los Ultrabooks podrían acabar con ellos, llega HP y nos presenta un nuevo modelo de portátil, que quizás no es tan delgada como el nuevo estándar al que se quiere llegar, tampoco es tan potente (¿entonces para qué lo queremos?) o cuenta con prestaciones bondadosas que nos hagan alarde. Obviamente, las líneas anteriores se pueden tomar como sinónimos de netbook, y allí es donde entra la HP Mini 1104.

HP cree que no todos queremos un portátil tan delgado y potente, bueno sí lo queremos, pero hasta que el precio no sea el más adecuado a bolsillos cortos, por lo que opciones como la mini portátil que hoy HP anuncia, sí puede sacarle la pata del barro a más de uno. Este nuevo equipo cuenta con una pantalla de 10.1 pulgadas y resolución de 1024 x 600 píxeles, se compone de la nueva generación de los Atom (N2600) de Intel con dos núcleos y frecuencia a 1.6GHz, junto con gráficas GMA 3600 y hasta 2GB de RAM.

Aunque parezca un equipo con prestaciones sencillas es una alternativa para realizar tareas básicas y un poco más allá, tampoco se les puede subestimar. Además cuentan con prestaciones completas para satisfacer necesidades básicas como un lector/quemador de DVD, la capacidad de captar tanto redes WiFi como HSPA+, además se integra Bluetooth 4.0 y GPS. Y por último pero no menos importantes, un HDD de 320GB a 5.400rpm.

A simple vista parece indefensa, pero al detallarla un poco tiene con qué competir aún. El precio con configuración como la que se detalló es de 399 dólares, que para ser sincero la pone a competir con tabletas actuales por un precio similar pero aún más completas.