¡No te pierdas nuestro contenido!

Seamos o no deportistas, necesitamos que algo nos diga cómo está nuestra condición a diario y así poder dejar a un lado esos pasteles y burritos que nos comemos. Si el iPhone pudiera hacer eso por sí sólo sería fenomenal, pero no, para ello necesita alguna aplicación como RunKeeper que requiere que hagamos una esfuerzos físicos en ciertos momentos o dedicados. Quizás por eso, para ponernos las cosas un poco más fáciles, desde Nike lanzan una pulsera que no cuenta los pasos, ni las distancias, pero sí nos dice el esfuerzo, la condición y la energía que utilizamos.

No se trata de un producto nuevo, pero si mejorado en comparación a los lanzados con un enfoque similar. Lo que hace Nike+ Fuelband es detectar la cantidad de oxigeno que utilizamos y esto lo traduce en una frecuencia propia llamada Nikefuel que, en el idioma de Nike sería nuestra condición, que podría ser interpretada por la aplicación para smartphones.

No se trata de las maravillosas PowerBalance (¿?), esta sí funciona y permite detectar la cantidad de oxigeno usa una persona mientras corre, trota, juega en la PC o come un burrito, tras tener los datos necesarios arroja la condición física y el esfuerzo. Aparentemente Nike ha encontrado la manera de traducir con un algoritmo inteligente estos datos. Todo esto se combina con un acelerómetro de tres ejes, luces LED, reloj y un tímido puerto USB que sirve para ajustarla a la muñeca.

El acelerómetro detecta hasta los movimientos más mínimos, la información captada por el software y puede ser enviada vía Bluetooth a la aplicación de Nike+ con los resultados, además puede ser sincronizada con la aplicación web también de Nike. La ventaja de este dispositivo en comparación a otros es lo practico que puede resultar llevarlo a cualquier lugar, incluso podríamos olvidarlo porque la batería tiene una durabilidad de hasta cuatro días por carga.

Nike+ Fuelband estará disponible a partir del 22 de febrero por 150 dólares, pero se puede reservar desde la web de Nike.