Los ordenadores táctiles no son dispositivos que tuvieran éxito. Están entre nosotros hace ya un buen tiempo pero no son ordenadores que se compren o dejen de comprar por esos motivos. Las compañías, al mismo tiempo, tienen una manera rara de actuar y esta vez, al menos en mi opinión, es uno de esos casos. Resulta que para aplacar un poco el éxito que están teniendo las tablets comenzarán a fabricar ultrabooks con pantallas táctiles y, además, Windows 8.

De esta manera, además de tener el nuevo sistema operativo de la compañía de las ventanitas, también se diferenciarán de esa manera de las MacBook Air y tratarán de sacarle un poco de terreno. Al parecer y según las fuentes que tiene DigiTimes las pruebas de los LCD táctiles ya comenzaron a realizarse.

Hace un tiempo ya Steve Jobs criticó a las portátiles táctiles como un error a la hora de pensar en la ergonomía. Particularmente considero que tenía razón pero, al parecer, no es lo que piensan diferentes fabricantes. ¿Por qué pienso que no tiene demasiado sentido? Simplemente me toma más tiempo andar levantando el brazo desde el teclado hasta la pantalla, sin contar que es más incómodo, que agarrar el ratón o ir al touchpad y mover el puntero. Pero ya saben que hay mercado para todo.

Lo que sí es cierto es que Windows 8 no será igual a los que ya conocemos actualmente y fue creado para funcionar de una manera mucho más intuitiva y mejor con las pantallas táctiles. Eso quizás ayude mucho a hacer que estos ordenadores luzcan más relevantes a la hora de adquirirlos.