¡No te pierdas nuestro contenido!

Uno de los aspectos más interesantes de la tableta recién salida del horno de Amazon, la Kindle Fire, no es solo su precio, sino que se podía rootear de manera bastante sencilla. Ello le daba acceso a todo un mundo de nuevas utilidades y funcionalidades no disponibles de serie, como por ejemplo, la instalación de programas que de otras forma no aceptaría la tablet, o directamente instalarle otras versiones de sistema operativo como el CyanogenMod. El problema surgió con la venta masiva del equipo, puesto que aparecieron las primeras quejas de sus usuarios por problemas de usabilidad, que dejaban al equipo en fuerte desventaja frente a la competencia.

Amazon reaccionó rápidamente y hace escasos días presentaba una actualización de firmware que venía a resolver todas las quejas sobre por ejemplo, su lenta respuesta táctil. Todo parecía muy bonito, si descontamos el pequeño problema que la actualización trajo consigo que todos los equipos rooteados dejaron de estarlo, haciendo imposible "cacharrear" con la tablet.

Pero como todos sabemos, no hay bloqueo que 100 años dure y prueba de ello es que ya podemos rootear de nuevo la Kindle Fire gracias a una pequeña actualización denominada Kindle Fire Root App que encima es mucho más compatible y universal que las existentes hasta ahora. Y es que con este nuevo método no sólo se podrán actualizar los equipos más recientes, sino también todos los que cuenten con versiones anteriores.

Como siempre, los consejos habituales en estos casos: te puedes "cargar" tu tablet en el proceso, así que andar con ojo. En cuanto la rootees, te quedarás además sin garantía, así que lo que hagas, lo harás bajo tu completa responsabilidad. De cualquier forma, seguramente para muchos usuarios merecerá la pena correr el riesgo de realizar el rootero, por las nuevas funcionalidades que le añaden a la tablet, de otra forma inaccesibles para el usuario corriente.