Hemos tardado casi un año en leer alguna noticia al respecto, pero a finales de 2010 ya se empezaba a hablar de un proyecto para que Renfe, la empresa estatal de ferrocarriles en España, empezase a dar servicio Wi-Fi en sus trenes.

Renfe lo ha comentado en su blog, en un extenso post sobre el futuro del Wi-Fi en sus trenes, ya no solo en la alta velocidad, también en medias distancias y en los servicios de Cercanías que comunican poblaciones cercanas. Renfe confirma que hay un plan para implementar Wi-Fi en sus trenes, aunque avisa que esto llevará tiempo y aun se están haciendo pruebas cerradas, aunque parece que dentro de poco veremos algunas pruebas para viajeros reales.

El fin es de poder ofrecer en toda la flota de trenes un servicio de conexión a internet gratuito ya que según sus encuestas el interés de los viajeros baja bastante si el servicio es de pago, algo que se entiende perfectamente, pero hay matices con los servicios gratuitos. El primero es que un servicio gratuito en un tren es evidentemente un gran paso para la conexión de los viajeros, sin tener que usas sus tarifas de datos o para poder conectarse donde tradicionalmente no hay cobertura, pero el servicio y la calidad por el gran uso que se espera de estas redes puede resultar poco satisfactorio. ¿Por qué no se implementa un servicio bajo suscripción?

En España es bastante común encontrarte zonas Wi-Fi de pago, pero por desgracia con unos precios absurdamente caros. Ahí es donde Renfe puede marca una diferencia,. ¿Por qué no crear un servicio gratuito de media hora para los trenes de corta distancia y para los viajeros de más tiempo unos bonos de conexión que no superen los 3 o 4 euros. Si alguien no es capaz de gastarse 3 o 4 euros por una conexión a internet en un viaje de unas dos horas, la verdad es que algo mal se está haciendo. No estoy en contra de los servicios gratuitos, pero si es gratis, no te quejes si no funciona bien. Si es de pago tienes todo el derecho de quejarte si el servicio es malo, incluso de pedir de vuelta el dinero pagado por una mal servicio.

Lo que Renfe no indica es el coste de estas infraestructura. Por poner un ejemplo, para conexiones en trenes de alta velocidad se necesitaría un servicio híbrido entre conexión por satélite y vía 3G para túneles (en el caso de que opten por conexiones inalámbricas. ¿Se verá reflejado en una subida del precio del billete?

Aun así, con tantas dudas, se trata de una muy buena noticia para los usuarios de trenes de Renfe, aunque seguramente primero deberían de mejorar la cobertura móvil en algunas de sus líneas.

Vía: ALT1040