¡No te pierdas nuestro contenido!

Toshiba ya nos tiene acostumbrados a sus sorpresas repentinas. Primero fue en el pasado IFA, que presentó uno de los pocos televisores 3D del mercado sin necesidad de gafas y con un tamaño más que grande: el Toshiba ZL2. Y ahora que comienza el CEATEC en Japón, vuelve a dar el campanazo con el anuncio del primer televisor del mercado a resolución 4K, compatible con las 3D sin gafas y con nada menos que 55 pulgadas: el nuevo REGZA 55X3. Equipado con el nuevo procesador CEVO Duo, panel LCD con retroiluminación LED con 5000:1 de contraste, seguimiento de caras (para las 3D sin gafas), 5 sintonizadores TDT-HD y como no, 4K de resolución (que se nos quedan en 1280×720 en el modo 3D), el equipo se convertirá por derecho propio, en la madre de todo los televisores del momento.

El hito que puede marcar este equipo puede ser histórico, puesto que podría confirmar un cambio de rumbo en cuanto a televisores se refiere. Además lo haría por partida doble: por una lado se confirmaría que es posible el abandono de las tan odiadas gafas 3D en favor de una visión más natural de las películas en tres dimensiones; y por otro si se confirma que no estamos sólo ante un prototipo, sino que será un equipo que se comercialice de forma "normal", supondría el principio del fin de los actuales televisores Full HD.

Me explico: todos sabéis que en Japón llevan años realizando pruebas de emisión con resoluciones 4K (el sistema Super Hi Vision). Hasta ahora el problema con el que se encontraban, era que aunque se podía grabar a semejantes resoluciones (más de 3840×2160 píxeles), no existian prácticamente en el mercado televisores capaces de soportan tanta resolución. Los primeros pasos a favor de los televisores a 4K los dio tímidamente Sharp y ahora es todo un gigante como Toshiba el que le sigue la corriente.

Así que teniendo en cuenta, lo que les gusta a los fabricantes hacer obsoleta una tecnología nada más sacarla a la venta, me temo amigos míos, que a los actuales televisores Full HD y HD Ready les está empezando a quedar dos telediarios de vida. Los Juegos Olímpicos de Londres se emitirán en pruebas ya a 4K, así que de aquí a 10 años, puede que tu flamante televisor 3D recién adquirido se convierta en una anticualla con todas las letras. Ya se sabe que en esto de la electrónica es renovarse o morir, pero no se si a muchos usuarios que se han gastado una pasta en comprar un potente televisor 3D, esto les va a hacer mucha gracia. Al fin y al cabo, comprarse un televisor no es precisamente lo mismo que ir a visitar Zara. Sobre todo, cuando se ha sabido que este equipo saldrá a la venta por nada menos que $11.730.