OCZ sigue lanzando memorias SSD y, cada vez, las características de las mismas están mejores. En esta oportunidad lanzó unidades de estado sólido hechas para aplicaciones de caché en sistemas híbridos que combinan discos SSDs y HDDs. Se tratan de la serie SSD Synapse Cache que vienen en versiones de 64GB y 128GB.

Lo bueno es que tienen un software llamado Dataplex NVELO que es una tecnología que moverá los archivos que más usas para no tener que esperar a que los platos del disco los ejecuten sino que lo haga directamente la memoria del SSD. Esto quiere decir que las cosas que más utilices serán las que se abran más rápido y, las que no, se abrirán con un HDD.

Si bien esta tecnología ya existe hace un tiempo, al tener un cache inteligente el usuario no tendrá que preocuparse por mover aplicaciones que él considere que usa mucho y quizás no lo hace sino que lo hará directamente el software que viene con el disco.

El disco está dentro de una carcasa de 2.5 pulgadas, usa conexión SATA de 6.0GB por segundo, tecnología MLC con chips NAND y, según la gente de la compañía, transfiere 550MB por segundo y lee a 480MB por segundo la versión de 64GB mientras que la de 128GB lee a 550MB por segundo y escribe a 510MB por segundo.

A cuánto no se sabe pero empezarán a estar disponible, con tres años de garantía, nada menos, muy pronto.