Sony Ericsson ha anunciado hoy un nuevo smartphone que se unirá a su gama Xperia con Android durante la última parte de este año en mercados selectos. El terminal llevará por nombre Xperia Neo V y llegará con la última versión disponible de Android para smartphones, Gingerbread 2.3.4.

El nuevo dispositivo de la firma parece ideado como un teléfono de gama media más accesible que otros modelos avanzados, como el Xperia Arc, incorporando un SoC Snapdragon de Qualcomm con CPU de 1Ghz. La pantalla de 3.7 pulgadas con motor Bravia es la ventana para interactuar con este terminal, que llevará una cámara de 5 megapixels con capacidades de grabación de video en 720p, zoom digital de 16 aumentos y función de foto panorámica "3D". También incluye una cámara frontal VGA para video llamadas, y el típico set de sensores de luz, acelerómetro y AGPS, con el que se podrán etiquetar las fotos tomadas con la cámara del teléfono. El terminal cuenta con unas medidas de 116 x 57 x 13 milímetros, un poquito más abultado de lo habitual en teléfonos de gama superior, y un peso de 126 gramos.

Xperia Neo V no se espera como un lanzamiento en todos los principales mercados, si no como un terminal para territorios concretos, que no han sido especificados por Sony Ericsson. A primera vista parece un smartphone de gama media como otro cualquiera, aunque adornado como no, por el fantástico diseño de la linea Xperia y la personalización de la interfaz de Android creada por Sony Ericsson, Timescape. Estará disponible durante el último cuarto del año en colores blanco, azul y plateado.

Englobado en el mismo comunicado, la firma también ha anunciado la actualización a la versión Android 2.3.4 de toda su linea Xperia de este año, incluyendo nuevas funciones como el "3D Sweep Panorama", integración con Facebook, y distintas nuevas características de caracter multimedia. Otro de los nuevos añadidos es un teclado Swipe — como el que integra Samsung en su gama Galaxy — y una más que interesante capacidad para tomar capturas de pantalla, algo que se echa mucho de menos en versiones stock de Android. Al igual que el nuevo teléfono, la actualización a la última versión de Android Gingerbread será lanzada en un principio solo en "mercados selectos"