Es interesante que en el mundo de los móviles en tan poco tiempo todo cambiase tan deprisa, en menos de 3 años de tener terminales sencillos hemos pasado a tener una gama de smartphones y de posibilidades de elección nunca antes vista, tanto en terminales, como en diseños, sistemas operativos y la cantidad de nuevas aplicaciones que existen, es simplemente abrumadora en lo relativamente poco tiempo que ha pasado.

Ahora mismo hay tres sistemas operativos móviles que dominan, iOS de Apple, BlackBerry OS de BlackBerry y Android de Google. Estos se complementan con Windows Phone 7 de Microsoft, Symbian de Nokia y claro, algunos más como Bada de Samsung o webOS de HP. Pero por ahora a un nivel menor que los tres principales. Es cuanto menos curioso, que ahora Mozilla, creadores del navegador Firefox, esté mostrando al mundo su idea de sistema operativo móvil, llamado por ahora B2G (Boot to Gecko_, donde Gecko es referencia la nombre del motor de render de Firefox). Por ahora no vas a ver capturas de pantalla ni ningún terminal con este sistema operativo, ya que es por ahora una idea en desarrollo desde Mozilla.

La idea básica de B2G es simple, se podría decir que es una unión entre ChromeOS y Android, un sistema operativo móvil que esté basado en internet, que las aplicaciones no se instalen en tu terminal, si no que accedas a ellas directamente desde internet, lo que viene a ser lo conocido como Web App.

El proyecto B2G usaría Android como base, pero no tal como lo conocemos hoy, si no que usaría sus drivers y su núcleo para que el terminal se encienda y muestre la información básica que necesite, para después cargar las aplicaciones.

Piensa en un Chrome OS pero para móviles y tablets. Es un pequeño sistema operativo muy básico que se basa en tan solo ser un navegador web, en la que tu accedes a algunas páginas web, y poco más puedes hacer. Mozilla debería de tener en cuenta que se necesitaría tener acceso a sistemas como la cámara o tener una aplicación de teléfono, soporte para NFC, cosas básicas que por ahora se necesitan en un terminal.

Pero la idea de Mozilla no es nada mala, por la parte de los desarrolladores es en muchas ocasiones crear aplicaciones web basadas en HTML5 que desarrollarlas en Java, C+ o sea cual sea el lenguaje de desarrollo que manejes, además de que estas aplicaciones serían verdaderamente universales, podrían funcionar tanto en un móvil Android como en un dispositivo iOS o cualquiera que tenga un navegador compatible con el estándar HTML5.

¿Y el apoyo de la industria?

Parece una muy buena idea, en realidad lo de que las aplicaciones siempre sean vía web me parece algo lógico. El problema de las apps lo puedes ver e incluso sufrir todos los días. ¿Cuantas aplicaciones tiene iOS que son muy famosas (y buenas) pero que nunca llegan a Android o cualquier otra plataforma? Imaginate que todas estas aplicaciones se desarrollasen bajo tecnología compatible con casi todas las plataformas de smartphones, pudiendo ejecutarla en un Windows Phone, iOS, Android o webOS. Da igual la plataforma, la palabra mágica es compatibilidad.

Pero todo esto, toda la idea de Mozilla B2G no sirve de nada sin el apoyo de la industria móvil. Y estoy hablando principalmente de los fabricantes de smartphones. No veo a Samsung o a HTC creando terminales con este sistema operativo, no mientras Android o Windows Phone 7 les permita ser completamente diferentes de sus competidores.

Una de las características que las marcas que fabrican smartphones buscan en un sistema operativo es la posibilidad de marcar diferencia contra su competidor, ya sea modificando la interfaz o dando aplicaciones exclusivas a sus clientes. Necesitan algo para diferenciarse, y con una plataforma que se base en la web, no existe posibilidad aparente de crear una fragmentación para lograr ventas.

Mozilla tiene mucho apoyo de su comunidad detrás, algo que se ha demostrado con Firefox, pero veo aquí muchas similitudes con sistemas operativos como MeeGo o Maemo. Con una sola empresa --como en su momento fue Nokia-- que apoye este proyecto se pueden sacar terminales interesantes, pero basta con que las ventas no sean buenas o no logren captar el interés necesario para que quede en el olvido.