¡No te pierdas nuestro contenido!

Uno de los dispositivos que más llegada y explosión tuvo en los últimos tiempos fue, sin lugar a duda, las netbooks, esas pequeñas laptops para viajeros que son especialmente para transportar sin ningún tipo de inconveniente. Muchos ya se han olvidado de ellas con la salida de las tablets que son algo así como la nueva explosión del mercado y se tratan de los dispositivos por los cuales ahora los early adopters (y no tanto) están como locos.

Pero en una de las tantas keynotes, cuando Steve Jobs, el CEO de Apple, estaba hablando de las grandes ganancias que les dejó el iPhone y cómo ellos eran una compañía, por sobre todas las cosas, de dispositivos móviles, no dudó en pegarle a las ultraportátiles. Él las describió como "laptops baratas" con "pantallas de baja calidad" y lentas a la hora de correr el software. De hecho aseguró que no eran buenas para nada.

El tema es que ahora la empresa presentó la MacBook Air de 11 pulgadas que, para muchos, podría incluirse en el rango de netbooks pero eso sí, hay que sacarle sin lugar a duda la categoría de "barata" que él mismo le había puesto hace ya unos cuantos meses porque éste nuevo ordenador cuesta nada menos que US$999 en Estados Unidos y 999€ en Europa (no me van a decir que esperaban que la conversión fuera real, vamos, que la palabra conversión las empresas no las conocen).

Ya saben, nunca viene mal reírse de una compañía los viernes, esos días descontracturados y tan cercanos al fin de semana.

Vía: macenstein