¡No te pierdas nuestro contenido!

Hoy ha sido un día intenso para la gente de Samsung en el IFA 2010. Nos han mostrado nuevas videocámaras Full HD, el televisor HD 3D LED más grande del mundo, y a la niña bonita de los tablets con Android, el Galaxy Tab. Poco tiempo ha pasado desde que se presentó en sociedad, y ya han surgido los primeros rumores sobre el precio que tendrá el que está llamado a ser aspirante a iPad killer.

Algunas tiendas de Alemania y Francia ya aceptan reservas de tan codiciado producto, aunque el precio seguro que decepciona a más de uno (como a mi). Al parecer, el modelo con 16 Gb de memoria tendrá un precio de 699 euros, y el de 32 Gb se venderá a 799 euros. Otras informaciones apuntan a que la propia Samsung ha sugerido a tiendas de Suecia un precio de venta de 930 euros (antes de impuestos). Presumiblemente, estos precios se refieren al tablet libre, sin atarse a contratos con operadora alguna. La única que, por el momento, se ha atrevido a dar precios oficiales ha sido O2 (filial de Movistar), que distribuirá el Galaxy Tab por 99 euros iniciales, más 27,5 euros mensuales durante 2 años (759 euros en total).

Y yo me pregunto: ¿dónde quieren llegar con esos precios? Por mucho Android que lleve, dudo que la gente vaya a comprar un producto más caro y pequeño que el iPad sólo porque lleva un sistema operativo libre. Sinceramente, no sé a qué juega Samsung con su tablet, y mucho tendrán que variar estas tarifas para que lleguemos a ver algún día esos tablets con Android 3.5 que anunciaron por sopresa hace pocas horas.