El avance de tecnologías en bombillas está siendo realizado por muchas empresas de tecnología del mundo e investigadores están usando su valioso tiempo para ver si dan con alguna que realmente valga la pena. Hace un tiempo les mostré una que tendría una duración de nada menos que 17 años y otra que funcionaría con una especie de batería interna.

Esta nueva creada por la compañía llamada Nokero lanzó la primera que utiliza energía solar para funcionar. La idea es que llegue a millones de personas, sobre todo a aquellas que están en lugares donde no llega la energía eléctrica (según la compañía son unos 1.6 mil millones), para que se pueda cargar durante el día y utilizar cuando baje el Sol y reemplazar a las lámparas de kerosene que todavía se utilizan en algunos lugares que pueden no solamente ser más caras sino también más peligrosas.

La bombilla, llamada N100, tiene el tamaño de una común y corrientes y, como pueden ver en la fotografía, está compuesta por algunos paneles en los costados y está fabricada a base de plástico para que no le pase nada si se llegase a mojar. En su interior tiene una batería NiMH que le permitirá funcionar durante aproximadamente unas cuatro horas cuando esté completamente cargado.

Tanto el clima como la luz y la latitud donde se encuentren sus usuarios determinarán la cantidad de carga que se le realizará durante el día, pero mínimo funcionará unas dos horas por día si se la mantiene fuera durante toda la jornada. Tendrá una duración total de entre 50 mil y 100 mil horas y, lo mejor de todo, cuesta solamente US$15 (una caja de 48 costará US$480).