Con la llegada de los reproductores portátiles y los móviles que reproducen música ha surgido un nuevo mercado en el que cada día tenemos más opciones: el de los altavoces portátiles. De entre ellos, Altec Lansing, marca que lleva años en esto del sonido (de hecho, estoy viendo que los altavoces integrados de mi portátil son de esta marca) nos presenta 4 nuevos modelos para que nos llevemos la música con nosotros y la compartamos con el mundo.

Empezaremos desvelándolos de menos a más. Primero nos encontramos con dos modelos de altavoz circular denominados ORBIT. Tenemos dos opciones, el ORBIT USB, ideal para conectarlo a nuestro portátil y aumentar su sonido, y el ORBIT MP3 (aunque este no es precisamente nuevo), que lo podemos usar para conectar cualquier dispositivo de sonido que tenga salida para auriculares. Ambos cuestan 39,99€ y mientras que el primero se alimenta por USB, el segundo necesita pilas para funcionar.

Si queremos algo más potente, entonces podemos pensar en el inMotion Compact (imagen derecha). Está pensado especialmente para tu iPhone o iPod (como la mayoría) aunque también es compatible con cualquier otro reproductor de MP3.

En cuanto a su diseño, personalmente no me dice nada especial respecto a modelos de otras marcas y es una opción más a tener en cuenta por 79,99€. Funciona a pilas y nos ofrece una duración de 5 horas.

Por último, nos encontramos con el modelo donde han tirado la casa por la ventana. Se trata del Altec Lansing MIX (que ves en la primera imagen), capaz de conectarle hasta tres iPods, iPhones o MP3 diferentes a la vez y manejar todo con su mando a distancia. Parece que lo que busca es hacerte sentir como el DJ de las fiestas veraniegas con tus amigos. Es más grande que los anteriores y lo podrás adquirir por algo más también, 299,99€.

Sin duda son modelos muy diferentes dirigidos a un público con necesidades diferentes. Un altavoz como el ORBIT USB para el ordenador portátil me parece un elemento que nunca viene mal. Además, para los que nos gusta ver vídeos y series en nuestros portátiles se convierte en algo imprescindible para mejorar fácilmente la calidad del sonido.