Como consumidor, una de las cosas que más me molesta de la tecnología 3D es que tengo que andar usando gafas para poder disfrutarla. Algunas personas sufren jaquecas y hasta mareos por este motivo y, además, el precio por momentos llega a asustar. Obviamente las compañías tienen esto clarísimo y muchas están trabajando para poder eliminarlos y presentar pantallas que sean 3D pero que no necesiten anteojos.

Al parecer un grupo de investigadores de Taiwán anunció que esta tecnología se podrá ver en todo el mercado global para el año 2015. La gente del Instituto Tecnológico de Investigación Industrial presentó una pantalla LCD de 42 pulgadas que no necesita estos anteojos en cuestión.

Obviamente esta tecnología es increíblemente necesaria para poder llevar las pantallas 3D a todas las casas del mundo ya que la convertiría en algo muchísimo más simple. ¿Por qué? Los investigadores dicen que uno de los motivos más importantes es el precio. Considerando que cada gafa cuesta aproximadamente US$200 invitar a 5 o 6 amigos a ver un partido de fútbol sería algo por demás costoso. ¿Cuál es el sentido de adquirir un dispositivo si no puedo disfrutarlo como se debe?

El problema más grande que presenta en estos momentos la tecnología presentada por los investigadores es la falta de contenidos. Si bien hay cosas que ya se pueden disfrutar, el líder del proyecto aseguró que tomará entre dos y tres años para que haya los necesarios como para que los consumidores estén contentos.

Eso sí, la pantalla de 42 pulgadas que mostraron no funcionaba tan bien como se esperaría. Por ese motivo el instituto todavía está mejorándola para que alcance a la que actualmente podemos ver a través de los anteojos. Mientras tanto, unas cuantas compañías trabajan en proyectos para poder desarrollar pantallas que no necesiten de anteojos para presentar contenidos en 3D, sobre todo en Japón y Corea del Sur.