¿Hay futuro para los GPS tradicionales? Es cierto que desde hace años los GPS siempre han sido un aparato que te salvaba de un apuro al hacer un regalo, que los GPS son muy útiles para los coches y los profesionales que usan coches, camiones o furgonetas como herramienta de trabajo. De acuerdo, los GPS no van a desaparecer, pero esta claro que los fabricantes necesitan con urgencia renovar estos aparatos.

Nokia y Google han logrado poner muy nerviosos a los grandes fabricantes de GPS del mundo, como por ejemplo TomTom, que es de las primeras en reaccionar a este mercado de móviles con navegación GPS gratuita (bonita palabra, ¿verdad?). TomTom anunció hace unos días los detalles de su nuevo Go Live 1000 con conexión permanente a internet para actualizar incidencias en tu ruta estés donde estés, eso si, pagando una licencia anual. Pero este sistema estoy seguro que es muy interesante para los profesionales, ¿pero para el resto de personas que simplemente usan el GPS para ir de vez en cuando del punto A al punto B? ¿No son mayoría estos usuarios? Que un mapa se actualice continuamente dependiendo de las incidencias que se vayan encontrando, mucho me temo que no es una característica que sea capaz de competir contra la palabra gratis.

Bien, TomTom parece que reacciona de nuevo y dará a sus GPS algo que ya tienen los teléfonos, aplicaciones. Según TomTom para finales de año tienen la esperanza de presentar una tienda de aplicaciones para los GPS de la marca, total, si tu teléfono tiene una, ¿por qué no atacarles con la misma arma?

Sigo pensando que los GPS tradicionales no tienen nada o mucho que hacer con la que se les viene encima, los móviles. Quizá sea que soy un adicto a los móviles, concretamente a los smartphones, pero eso es porque realmente creo que son los únicos terminales que valen la pena en movilidad.

Un GPS podrá indicar incidencias en tu ruta, podrá tener un mejor chip GPS que un móvil, incluso podrá tener aplicaciones, que seguirá siendo un GPS y un teléfono podrá hacer esto y más. Ya no vale eso de tener un terminal para cada cosa, la gente se hartó hace tiempo de tener que llevar un terminal para cada cosa, quieren algo que les sirva para todo y que a ser posible, le salga barato.