Cuantas veces los abnegados maestros han tenido que soportar a los niños que no paran de babear, gritar, jalarse los pelos y que comen tierra. Ellos desearían tener una niñera dentro del aula y que les enseñe al mismo tiempo, para poder ir a relajarse un rato al salón de maestros y chismorrear de lo calentona que es la mamá del niño más estudioso del salón.

Por eso, el gobierno de Corea del Sur, tan considerado con su fuerza laboral de educación, han decidido reforzar - oh empezar a reemplazar - sus métodos de enseñanza con robots.

El nombre elegido para este compañero de enseñanza es R-Learning. Con un desembolso de Usd 8 millones, Corea del Sur planea tener 500 de estos singulares amigos en todo el sistema Pre-escolar del país asiático y si todo va viento en popa para el 2013 debería estar presente en todo el sistema educativo de Corea del Sur.

Estas iniciativas en el área de la robótica me parecen excelentes, ya que el proceso de aprendizaje se vuelve más interactivo y con el cuidado humano siempre presente, los chicos del mañana podrán tener muchísima más chance de expandir sus conocimientos y a la larga, no le costará mucho más al estado.